Otro parón perimetral y, después del mismo, vuelta a las andadas musicales últimamente ancladas en el jazz, pero a lo que voy a poner remedio en breve con el retorno a sonidos más abruptos. Pero el jazz me encanta y el Bilbaína Jazz Club está llevando a cabo su Ciclo Auditorio en el Conservatorio de Sarriko acercándonos a lo más granado de jazz patrio.

Este pasado sábado acudían a la cita Horda, cuarteto sin armónicos, con los metales al frente (saxo y trompeta), perfectamente secundados por la sección rítmica. Presentaban nuevo disco, aun sin publicar aunque ya se debe estar prensando, e hicieron las delicias de un público que no llenaba el auditorio pero que disfrutó con temas contundentes y bien presentados por el contrabajista Ledian Mola. Éste, Eolo y Nico Andino y Karles Pérez tejieron una urdimbre en la que tuvo cabido el bop más americano, rítmico y contundente (“Mis Cloe”), standards respetuosos (“Misterioso” de Thelonious Monk), música orgánica y concentrada con las escobillas “retumbando” sobre una base clásica (“Steel” creo que era el título y como me gusta ese “retumbar” de la batería) y homenajes que nos acercaron a la música “más popular” de Roy Hargrove (“Hey Shee” de Ledian Mola).

Fueron setenta y cinco minutos intensos, respetuosos con el estilo y que nos hacen esperar con ganas la próxima cita del estupendo Ciclo Auditorio del Bilbaína Jazz Club.


Lugar: Bilbaína Jazz Club (Bilbao)
Fecha del Evento: 13 de marzo de 2021
Texto y fotografía: Lorenzo Pascual