Todo acompañó para que Fito y Fitipaldis salieran en loor de multitudes de su concierto en San Mamés del pasado sábado. Hasta la lluvia hizo acto de presencia, “..me encanta que llueva” dijo Fito. Más de 45000 personas llenaban el campo del Athletic en una jornada memorable por muchas razones y a la que si hay que buscar un pero, deberíamos remarcar el sonido, deficiente en muchas zonas del estadio, aunque en la televisión (que hay que echarle huevos también para retransmitirlo en RTVE y en a EITB por la dimensión que iba adquiriendo) todo sonaba como debía.

Pero allí se iba a una suerte de catarsis colectiva que principió con Morgan y Gatibu ejerciendo de teloneros. A los primeros les tengo que dar una oportunidad en sala (actuarán en el próximo Azkena Rock Festival) y los segundos encadenaron sus temas más fiesteros que animaron a la gente.

Y la peña rugió cuando Fito hizo acto de presencia, perfectamente secundado por una banda que no dio tregua, dando rienda suelta a la cascada de hits que jalonan su discografía. Y si a mí, que no soy fan, me pareció un gran show, qué decir de todos los cantaban a grito pelado sus temas. Otro punto fuerte eran los artistas invitados y ahí, Uoho se llevó los honores con dos temas de Platero y Tú cantados a pleno pulmón. Dani Martín y Leiva no engancharon, Morgan al completo hizo que “Quiero Gritar” se convirtiera en una jam compacta y Carlos Tarque quiso agradar (“Tarde O Temprano”). Sus temas más conocidos se convirtieron en enormes riadas de coros llegando al sumun en un “Soldadito Marinero” ya en el bis que inundó de emociones a las gradas de la catedral. De ahí al final, tras un segundo bis, entre explosiones de humo y confeti al viento en una jornada que si para algo sirvió, fue para hacer feliz a la gente durante más de dos horas, cantando, bailando, abrazándose y llorando, que de todo hubo. Solo por eso ya mereció la pena.


Lugar: San Mamés (Bilbao)
Fecha del Evento: 11 de Junio de 2022
Texto y fotografías: Lorenzo Pascual