Mi primer festival postpandemia y sin ningún tipo de restricciones finalmente llegó……. ¡Gracias Crüilla!

El Crüilla no lo tenía nada fácil teniendo el BBK Live en Bilbao y el Mad Cool en Madrid el mismo fin de semana, pero este festival nunca me ha defraudado y casi siempre me ha dado la oportunidad de conocer bandas y/o estilos nuevos o simplemente disfrutarlos en directo además de, a veces, flipar con algún cabeza de cartel.

Este año ha triunfado el ritmo latino que no es para nada el tipo de música que me gusta, pero tengo que reconocer que ha atraído a mucho público. A esto le sumamos todas las bandas catalanas de estilos diversos como STAY HOMAS, ELS CATARRES, HABLA DE MÍ EN PRESENTE…etc más las bandas o interpretes internacionales como DURAN DURAN, JACK WHITE, EDITORS y SEEED y ya tenemos el festival montado.

El Crüilla dió el pistoletazo de salida el miércoles 6 de julio. El primer día del festival desde hace unos años, se dedica única y exclusivamente al hip-hop, rap y todo tipo de estilos urbanos. Lo que siempre me ha llamado la atención de este día, es que la media de edad del público baja considerablemente y te puedes ver rodeado de adolescentes, con y sin padres, sin ningún tipo de problema. La banda catalana 31 FAM con su combinación de trap, funk, reggaetón…etc cantando tanto en catalán, castellano e inglés, tuvo bastante público el cual no paró de corear sus canciones, aunque su actuación fue a primera hora. El colectivo femenino de rap de Madrid, FREE SIS MAFIA que, a pesar de no tener un gran sonido, supieron cómo llevarnos a su terreno en la pequeña carpa del Four Roses. Una pena que las madrileñas coincidiesen en horario con TOTEKING que ofreció una gran actuación en el escenario principal con una genial selección de los mejores temas de su extensa discografía junto con temas de su último álbum. Lo que no pude ver fue su colaboración con Ill Pekeño & Ergo Pro nada más terminar su actuación. El freestyler argentino TRUENO tenía fieles seguidores esperándole en el escenario de Crüilla Enamora y no defraudó con un potente sonido más lanzamiento al público incluido. El punto final lo puso el rapero mallorquín, RELS B, que nos hizo vibrar a los allí presentes hasta casi medía noche, dejándonos con ganas de seguir la fiesta.

El jueves 7 de julio, se notaba algo más de ambiente. Empecé con los ritmos festivos y divertidas coreografías de BALKAN PARADISE ORCHESTRA, banda femenina catalana que versionan canciones de los Balcanes con instrumentos de viento metal y todo tipo de percusión y que, poco a poco, fueron atrapando con su fuerte energía a todos los que nos animamos a ir a primera hora al festival. De ahí pasé al escenario principal a ver a STAY HOMAS, otra banda catalana surgida en pleno confinamiento haciéndose viral con su famosa canción “Stay Homa” a ritmo de reggae. A destacar la breve aparición de Rubén Blades para acompañarlos con el tema “Es por ti”. No pude ver a MISS BOLIVIA porque la carpa del Four Roses tenía espacio limitado así que muchos nos quedamos fuera escuchando y protestando. MOLOTOV me devolvió a los 90s. No los había visto nunca y fue una gozada escuchar en directo canciones como “Gimme Tha Power”, “Voto Latino” y “Puto” a pesar del pésimo sonido de los micros. Y para rematar el día RESIDENTE. René Pérez atrajo mucho público así que lo dio todo sobre el escenario principal, crítica inicial incluida, acompañado de una gran banda y un perfecto sonido, haciendo un repaso por los hits tanto de Calle 13 como de su carrera en solitario.

El vienes 8 de julio ya estaban abiertos otros dos escenarios más, el de Vueling que es el que más me gusta por el anfiteatro que tiene donde puedes sentarte y tener unas fantásticas vistas al mar Mediterráneo y el de Vallformosa (antiguamente era el de Radio3) donde estuvieron las actuaciones del Comedy Club. Así que, a más escenarios, más oferta musical y cultural. Traté de llegar pronto como los otros dos días y fui directa a por la cantautora madrileña TRAVIS BIRD en el escenario principal. Me sorprendió y para bien, no había escuchado nada de ella antes, pero tiene una voz dulce que junto con sus melodías, letras y actitud te atrapa a la primera. Totalmente recomendable. Antes de ir a ver la actuación de ELEFANTES, me pasé a ver un par de temas de DELAFÉ Y LAS FLORES AZULES en el escenario Crüilla Enamora, con bastante público a su entera disposición y con muchas ganas de bailar a pesar del solazo. De ahí al anfiteatro a ver a ELEFANTES donde pude disfrutar de la última parte de su actuación incluyendo el genial tema de Jose Luis Perales, “Te quiero”. Una gozada como siempre, tenerles en directo. Hice un poco de tiempo cervecita en mano, pasándome por el escenario del Comedy Club y de ahí a coger sitio adelante del todo en el escenario principal para ver a DURAN DURAN. ¿Qué puedo decir de ellos? Si MOLOTOV me trasladó a los 90s, los británicos me trasladaron a los fantásticos 80s. Básicamente fue un recorrido por sus grandes éxitos, con dedicatoria a Ucrania incluida en el tema “Ordinary World”. A pesar de que a Simon se le notaba que en los últimos temas le costaba llegar, lo disfruté y mucho y creo que no fui la única por la gran ovación que hubo por parte de todos al terminar su actuación. De ZAHARA solo pude ver el final de su techno espectáculo, color rojo vibrante, bailarinas y djs junto con un público totalmente entregado. RIGOBERTA BANDINI ya había empezado y me fue totalmente imposible hacerme un hueco así que marché de nuevo al Comedy Club para disfrutar de los monólogos y hacer paradita técnica para coger fuerzas para JACK WHITE. La otra vez que vi a JACK WHITE también en el Crüilla en 2018, me gustó su actuación, pero no tanto como la de este año. Ya desde su entrada al escenario se vió perfectamente que no nos iba a dar tregua y no íbamos a parar ni un solo segundo y a medida que iba pasando el tiempo, se le veía más cómodo y dando rienda suelta a su genial destreza con sus guitarras, riffs para arriba, riffs para abajo. No sé fue sin tocar antiguos hits, como “Fell In Love with a Girl” y por supuesto “Seven Nation Army”. Gran sonido y gran actuación…viva el Rock N’ Roll!. Con la genial actuación de EDITORS, los de Birminghan que nunca me defraudan, dí por terminado el día. Me quedé con ganas de ver a MEUTE pero las fuerzas no me daban para más.

El sábado 9 de julio mi objetivo final era llegar a ver a SEEED que empezaban a las 2.15h de la madrugada yendo al festival también a primera hora. Cuando llegué, en la carpa de Four Roses estaba ya la banda de Techno Rumba Catalana HABLA DE MI EN PRESENTE haciendo bailar a todos con el buen rollo que transmiten y despidiéndose con el tema “KSA”. Otro descubrimiento para tener en cuenta. De ahí, me puse en marcha al escenario Vueling para ver en directo algún tema de los hermanos GINESTÀ. Conseguí ver la canción que le dedican a los mayores y que por supuesto, dedicaron a su yaya bajo un calor que empezaba a ser extremo y viendo como poco a poco venía más y más gente, ¿por qué? Porqué a las 20h empezaba JUAN LUIS GUERRA 4.40 que fue el artista que más gente congregó en el festival. Imposible moverse por toda la explanada que hay en frente del escenario principal por todo el público que vino y que, además, no paraba de bailar. Hice alguna escapada para ver en directo a QUERALT LAHOZ y JOAN DAUSÀ, estilos muy diferentes pero que me apetecía ver, consiguiendo estar presente cuando JUAN LUIS GUERRA tocó “Me sube la bilirrubina”. El calor no daba tregua y estaba a golpe de abanico y rodeada de gente así que marché a coger sitio para ROZALEN. ¿Qué puedo decir de la cantautora manchega? Nada además de que su actuación fue sencilla a la par de genial, con un gran sonido y una gran conexión con el público que no paró de cantar con ella la hora y cuarto que estuvo en el escenario Crüilla Enamora. A partir de ahí el festival se me hizo un poco cuesta arriba, siempre con RUBEN BLADES de fondo hasta la 1h de la madrugada (más de dos horas estuvo tocando), aproveché para pasarme por el Comedy Club coincidiendo con el loco y bestial monólogo de IGNATIUS FARRAY. De ahí, a ver a los neozelandeses FAT FREDDY’S DROP con su enigmática mezcla de jazz, reggae, soul, r&b y techno que me hicieron afortunadamente revivir de tanto ritmo latino seguido. Dos o tres canciones de los indies catalanes ELS CATARRES para seguir variando de género, vuelta al anfiteatro para ver salir a las TANXUGUEIRAS y si, de ahí a coger sitio en el escenario principal para ver a SEEED. Objetivo conseguido y genial actuación por parte de los alemanes que nos hicieron bailar sin parar con su rap-reggae en alemán.

Ya tengo ganas de ver con que nos sorprende el Crüilla el año que viene. Mientras tanto, disfrutemos de la música sea como sea. Salud!


Lugar: Forum (Barcelona)
Fecha del Evento: 6,7,8 y 9 de Julio de 2022
Texto: Marag
Fotografías: Facebook del festival