Maika comenzó a escribir canciones a los doce años y a actuar en vivo a los catorce. Ganó su primer reconocimiento profesional a los quince años y sus primeros premios en el año 2002, antes de lanzar su primer álbum. Entre 1998 y 2003 cambió su país de residencia repetidas veces hasta asentarse finalmente en Barcelona, donde grabó Kradiaw (2005, PAE), su primer álbum, que atrajo la atención de la prensa. Entre 2005 y 2007, Maika giró con artistas como Howe Gelb, The Dubliners and The Jayhawks.

Tanto Kradiaw como su segundo trabajo, Kraj para Koferot (2007, Wildpunk Records), fueron aclamados por la crítica y presentados en directo por toda Europa; el diario El Mundo llegó a proclamarla como «la mejor artista femenina surgida de la escena del rock underground en años.” Kraj para Koferot, un disco más íntimo, fue aclamado igualmente por la prensa y el público.2

En 2009 John Parish (productor de PJ Harvey, Eels o Tracy Chapman) invitó a Maika a su estudio de Bristol para grabar su tercer álbum, Maika Makovski (2010, Origami Records), que contó con colaboraciones de Jim Barr (Portishead) y Billy Fuller (Robert Plant). Acompañada de su banda (David Martínez a la batería, JC Luque al bajo y la percusión y Oskar Benas a la guitarra y coros) Maika llevó de gira el álbum por Londres, Nueva York, Chicago, Texas, Austin y toda España durante 2010 y 2011. El diario El País la describió como «una musa del underground y una de las voces con más autoridad del rock español»;3 la banda fue nominada a cinco Premios UFI (Premios de Música Independiente), ganando el de mejor artista en junio de 2011.

En 2011 se editó su cuarto disco, Desaparecer, en el que se alejaba de las comparaciones con PJ Harvey de sus comienzos, dando fin a su etapa más rockera.4 El disco nació de la propuesta para realizar su debut teatral, de idéntico título, por parte del director, Calixto Bieito, en que Maika musicaba en escena los textos que recitaba Juan Echanove.5 1

En abril de 2012 publicó su quinto disco Thank You for the Boots, su disco más optimista, dedicado a la amistad.6

 

Aquí os dejamos la entrevista que nos concedio hace unos días

El directo de Maika Makovski es muy potente, nada artificial. ¿Cómo afrontáis cada concierto? Si es un mal día, ¿toca reponerse con disciplina?
Por suerte el escenario tiene ese efecto de manera natural. No hace falta mucho para olvidarse de todo ahí arriba.

¿Dónde encuentras la inspiración de tus composiciones? ¿Cuál es el entorno que más te inspira? ¿Te resulta sencillo encontrar inspiración  y componer?
Es mi pasión, pero también mi oficio. Tengo 30 años y escribo desde los 12. Escribo mucho, llego de disco a disco con muchas canciones que al final no llegan a entrar en el álbum. Así que la vida me inspira, las personas que me rodean me inspiran, y el oficio adquirido durante todos estos años me permite crear algo, hacer que esa inspiración se realice.

Mallorquina con padre macedonio multi-instrumentista, madre andaluza y abuela Sevillana, residencia en Nueva York, Barcelona, Suiza… ¿Cómo influye todo esto en  tu música?
Bueno, no sé quién sería de no haber tenido la vida que he tenido. Viajar le da a mi vida mucha excitación, y como para mí la música tiene mucho de juego, es una herramienta valiosa.

Estudiaste  música y artes plásticas. Podemos decir que eres pintora, fotógrafa, actriz, música y cantante. ¿En qué faceta te sientes más cómoda? ¿A qué te hubiese gustado dedicarte, de no ser música?
No creo que podamos decir todo eso, aunque lo agradezco. Me considero casi músico nada más. Como mucho casi pintora. Hago todo lo que me interesa, todo lo que puedo, pero para dominar algo tienes que pasar mucho tiempo haciéndolo.
Supongo que a estas alturas tendría una granja.

¿Cómo conociste a David, Luque y Óscar? ¿Cómo y porque decidisteis embarcaros en esta aventura? ¿Cómo os repartís el trabajo?
A David por internet. Luque era amigo de mi amiga más antigua, y de Oskar hacía tiempo que me decían «¡tenéis que conoceros!».

Echáis la vista atrás y ¿pensabais llegar a tener este éxito?  ¿Qué sueños habéis cumplido y cuales no? ¿Cambiaríais algo?
Bueno, me escribo una carta anual a mi misma para abrir al cabo de diez años, y año tras año he superado mis expectativas, lo cual me alegra mucho. Todo ha ido bien. Hace mucho tiempo que no soñamos con cosas pequeñas. Lo único que quiero, y de esto solo puedo hablar en primera persona, es hacer mejores y mejores canciones y discos.

5 discos con temas densos y quizá podemos decir que más oscuros pero en este último disco “Thank You For The Boots” encontramos temas más variados y alegres.  ¿Por qué este cambio? ¿Era la hora de cambiar el estilo o simplemente ha surgido así?
No lo comparto. Mi música siempre ha sido claroscura, todos los discos tienen un poco de Ying y un poco de Yang, solo que algunos se decantan por una o por otra energía, dependiendo del momento vital por el que esté pasando.

 Háblanos acerca de tu último disco “thank you for the boots” ¿Por qué ese titulo? ¿Cuál es el mensaje que querías transmitir? ¿Qué podemos encontrar en el? y ¿Qué destacaríais de él?
Se llama así porque después de muchos años miré para abajo y vi unas botas que me regaló una buena amiga en el instituto. Ahí seguían después de tanto tiempo. Indestructibles como la buena amistad.
Mis canciones preferidas en TYFTB son Language, when the dust clears, number y vulnerable.

En tus conciertos podemos verte con la guitarra y el piano pero  ¿Qué instrumento te seduce más para escuchar y cuál te gusta más para tocar? ¿Podremos verte tocando alguno más?
Depende de quien lo toque. Con alma ya se puede tocar la flauta dulce, da igual. Quizá un sinte, aunque no sé si eso se considera otro instrumento.

Tu voz va del desgarro a la máxima delicadeza, conseguiste dejarnos con la boca abierta en el Azkena de Bilbao, sobre todo con el tema “Song of distance” donde recuerdo se hizo el silencio en la sala ¿es un regalo de la naturaleza o realizar algún tipo de entrenamiento, clases etc.?
Hice algunas clases, pero hoy en día no sé ni calentar la voz. Tendría que empezar a cuidarme un poco.

Volviendo al concierto de Bilbao, creo que por primera alguien del público te tiro unos calzoncillos ¿te suelen pasar cosas como estas en tus conciertos? ¿Puedes contarnos alguna anécdota? ¿Qué opinión te merece el público vasco?
Ojalá ocurrieran cosas así más a menudo.
El público vasco es mi preferido, pero como pueblo también. Hay una nobleza y una inteligencia emocional en el carácter de las personas en el norte que me hace sentir en casa.

¿Qué destacaría de su último disco, Thank You For The Boots, que mensaje o idea intentó transmitir con él, si realmente fuera así?
El disco está lleno de naturalidad. Lo escribí en un mes y lo grabamos al mes siguiente, tranquilamente en el estudio de Raúl Pérez, probando las cosas que nos apetecía probar. No es nada envarado, es el disco que menos he sufrido.

En años anteriores, os hemos podido en festivales como el sonorama, Bilboloop … Este año tenéis varios cómo Sasan Festival, Festival Contemporánea ¿Dónde os sentís mas a gusto? ¿Actuando en festivales o salas? ¿Algún festival donde os gustaría tocar algún día? ¿Tenéis alguna sorpresita que se pueda contar preparada para esas actuaciones?
Me gusta más tocar en salas, no puedo evitarlo. Es más íntimo.

 ¿Hacia dónde crees que evoluciona la industria discográfica? ¿Te sientes libre haciendo música? ¿Qué no tolerarías a la hora de hacer música?
No he tolerado nunca que nadie me diga cómo hacer mi música.

 Para quien quiera saber más acerca de maika makovski o comprar vuestros discos ¿Dónde podemos encontraros en Internet y  cuales son vuestras redes sociales? ¿Os encargáis vosotros personadamente de llevarlas o acuatizarlas?
Estamos en itunes, spotify, en instagram, facebook y twitter como /maikamakovski y sí, es todo casero y artesanal!


Texto por Zuti