Los Flamin’ Groovies nos visitan y con nuevo disco bajo el brazo. No sé si es bueno sacar disco nuevo porque la verdad a estas alturas de la película poco puede aportar pero bueno demuestra que no quieren vivir de las rentas y siguen estrujándose la cabeza. “Fantastic Plastic” se titula el mismo y se deja oír sin problemas. Al frente siempre Cyril Jordan y esta vez también viene otro ilustre como Chris Wilson. Los que estuvimos en aquel Azkena en el que tocaron y dejaron su nombre por los suelos nos queremos sacar la espina.

De teloneros tenemos a The Lookers. El trió vasco-frances también presentan «Split» que han compartido con los mismísimos Flamin’ Groovies. Después de un inicio que me deja un poco frió el grupo va entrando en materia y la cosa parece que despega y nos hacen pasar un buen rato. El sonido, el grupo y las canciones mejora según avanza el concierto. Temas de su primer disco como “Uniform” y sobre todo “Check Your Seat” son buenos de verdad. Acaban con el tema “Picture On The Wall” del Split en cuestión.

El Antzoki se ha ido llenando y al final presenta una entrada decente con la gente animada y con ganas de jarana. Aparecen los Flamin’ y lo primero que impacta son la pintas de Cyril. Con unas botas por encima del pantalón que son de traca. ¡Di que sí Cirilo!. Y como todo concierto de este tipo de grupos con una trayectoria tan longeva y una etapa con sus discos clásicos de cabecera siempre te quedas con las ganas porque no van a estar canciones que te parecen insuperables. Así que en una hora justita de concierto no va a dar para saciar a todo el personal. Ya que entre alguna canción del último y versiones varias se quedan otras que sí que rematarían la faena. Pero es lo que hay.

Empiezan con “Down Down Down“ de Dave Edmunds y “You Tore Me Down“ que es todo un regalo para los oídos. La guitarra de Cyril cruje y se le ve contento y no hay fotógrafo al que no le regale una instantánea pasando uno a uno por cada cámara que le enfoca. Disfrutamos de “Yes I Am”, la versión de los NRBQ “I Want You Bad”, la de Tampa Red “Don’t You Lie to Me“ vía Chuck Berry, el “Hungry” de Paul Revere and The Raiders. Todas cantadas por Chris Wilson. Para “Way Down Under” es Cyril es el que se encarga de las voces, Cae del último la Stoniana “What the Hell’s Goin’ On“. Pero nada comparado a lo que viene a continuación. Con los primeros acordes ya reconocemos el “Teenage Head“ que la gente recibe por todo lo alto. Y nos ponen a tono de verdad con “Shake Some Action“ en la que no sé qué le pasa a Chris Wilson que se agarra un mosqueo de la ostia por algo y se caga en todo lo más barrido. Eso hace que la cante con mucha mala leche lo que ayuda a que todavía sea más potente. No hay mal que por bien no venga. Y nos rematan con la mejor canción de rock de todos los tiempos. “Slow Death“ suena a gloria bendita y nos deja más que satisfechos.

Después de una espera que se hace larga y hace presagiar lo peor después del enfado de Chris Wilson vuelven a salir y se hacen una sola canción. La elegida es “Let Me Rock” que es un buen cierre pero que lo podían haber alargado un poco más. Te quedas con la ganas. Donde están “Texas Border”, “Second Cousin”, “High Flyin’ Baby”, “Doctor Boogie”, “Whiskey Woman“, “Yesterday’s Numbers”….En fin. Otra vez sera.


Lugar: Kafe Antzokia (Bilbao)
Fecha del Evento: 7 de Septiembre de 2017
Texto : Antonio Lopez
Fotografias: David Mars