Tercer día de festival, hoy parece que el ambiente va a empezar a cambiar algo por lo que hay programado.
En el concurso de grupos aparece el trío Malstrom (Noruegos) que está compuesto por Axel Zajac y su guitarra eléctrica de 8 cuerdas, Salim Javaid al saxo y Jo Beyer a la batería. En el resto de grupos no he dicho el nombre de cada componente, pero en este me parece que hay que decirlo porque, sin duda, esta formación no puede cambiar ningún músico, ahora me explico.

Lo primero que llama la atención es que no hay nadie para tocar el bajo, a priori es una formación distinta de lo habitual. Su sonido también sería distinto, muy distinto. Describir su música con palabras es francamente difícil, solo puedo decir que si no los has escuchado nunca esto es realmente nuevo, te podrá gustar o no pero desde luego no te dejará indiferente.

Voy a intentar describirlo. Los sonidos son metaleros duros, como si esa guitarra hubiera salido del infierno con la distorsión burra, a esto le añades un saxo haciendo todo tipo de melodías y sonidos, y como aglutinante una batería que produce unos ritmos imposibles de deducir. Así casi todo el concierto.

No obstante hubo variaciones, a veces la guitarra no distorsionaba a tope ;-). Muy frecuentemente hacía melodías a la vez que el saxo, pero entiendase bien, cada uno la suya, tappings y otros experimentos sonoros. Por su lado la batería a su aire. Como curiosidad, me pareció ver una tapa de una cazuela a modo de plato (crash!), espero confundirme… o no!. Debe ser mi falta de costumbre a oir esa música, pero solo pillé el compás de uno de los temas que tocaron y solo en un rato de la canción.

El ritmo casi todo el rato era trepidante, sonando notas, sonidos y golpes a cascoporro, parecía que no estaban tocando la misma canción excepto cuando acababan a la vez.

En mi faceta de estudiante de jazz me pregunté quien cojones tendrá valor para transcribir al papel cualquiera de sus canciones.

Su último tema tuvo un momento en el que entendí algo, no se si fue porque me fui haciendo o porque pille el compás un rato jeje.

En mi opinión un grupo con personalidad propia que no se acompleja por ser distintos, reivindica su forma de entender la música.

Actualización: al final fueron el grupo ganador del concurso. En la actuación como grupo ganador (antes del concierto de Chucho Valdés) estuve con compañeros músicos y estudiantes de jazz a los que les avancé un poco mi impresión. Los comentarios que tuvimos durante y después del concierto fueron bastante en sincronía con los míos. ¡Absolutamente todos quedamos flipaos!

Después del terremoto vikingo vendrían Bill Evans (saxo) & Dean Brown (guitarra) Band a recolocar los oídos de los asistentes. Junto a ellos Etienne M’Bappé al bajo y Keith Carlock a la batería.

Fué la primera vez que se completó el aforo o quedó muy cerca de hacerlo.

Su puesta en escena empezó suave con un Evans melódico que no quería empezar a hacer virtuosidades nada más empezar, algo acertado en mi opinión. La música que sonaba podría calificarse de smooth jazz, algo agradable y entendible por el respetable.

Poco a poco Evans iba calentando motores y su saxo empezaba a sacar más notas por unidad de tiempo, poco a poco pero sin pausa.
La música iba dando rodeos sin centrarse en un estilo concreto. Pasaron por sonidos más funk a cargo de Brown que cada vez iba cogiendo más protagonismo. De ahí, pasaron al jazz rock, o mejor dicho al rock con elementos jazzistcos.

Evans se animó con el piano y cantando. Hubo varios momentos, incluido este tema al piano, donde me vino a la cabeza Eric Clapton. El sonido era muy muy parecido tocando blues rock.

Los solos de saxo se iban haciendo más duros cada vez y la guitarra también iba en crescendo con los solos y en protagonismo. Los solos llegaron a un extremo que en un tema de solos eternos sucedió lo que sucedió en días anteriores en las mismas circustancias: grupos de gente abandonando.

En el transcurso, Brown ya tomo el auténtico protagonismo en lo que yo definiría como un concierto de rock-blues con elementos de jazz. Entretenido pero con un exceso de ida de pinza en los solos (como en el resto de conciertos de los días anteriores).


Lugar: Plaza Biotz Alai (Getxo)
Fecha del Evento: 30 de Junio de 2017
Texto y Fotografías: Gonzalo Cid