Willie Nile nos visita para la presentación de su último trabajo “The Day the Earth Stood Still”. Willie se dedica a hacer las canciones que le gustan y el mundo que vaya por donde quiera. Aquí no hay pajas mentales. Es Willie Nile en estado puro. Dale una oída que tu salud te lo agradecerá seguro.

El concierto es en la sala Azkena de Bilbao que presenta una buena entrada con un público entregado desde el principio con ganas de pasarlo bien y disfrutando a tope. Y para ello Willie tiene la formula muy bien aprendida. A pisar el acelerador desde el principio y no parar aunque te estrelles con un muro. Willie no coge prisiones y selecciona canciones con mucho brillo que enganchan a la gente con su “hey’s”, “ah ahs” y todo lo que se le pueda ocurrir. Y como la gente responde Willie se encuentra encantado. Hace comparaciones con otros públicos de otros países y no hay color. Así que vaso de vino en mano brinda y nos desea salud por lo bien que se lo está pasando. Además se ha rodeado de unos compañeros que hacen todo más fácil. Se compenetran a la perfección y llevan a Willie en volandas. Como maneja la situación en “This Is Our Time” y “Blood On Your Hands” al ver que la gente acompaña con sus “ohhh’s”“high high ya ya” ó “aahhhh” cuando que parece que acaba el tema pues a pedir el apoyo del público y este responde y vuelta a empezar y dejando al personal exhausto. Y es que no hay quien se resista a “The Innocent Ones”, “All Dressed Up and No Place to Go” ó “Give me Tomorrow” que son un subidón continuo invitando continuamente al público a dar palmas y corear los temas. Joder tíos, que Willie tiene 74 tacos. El tío esta hecho un pincel. Tiene todo el pelazo y viste rockero que no veas. El claro ejemplo que el rock es el elixir de la eterna juventud y Willie se ha tomado toda la cazuela. Hay que poner el teclado en el escenario para que Willie nos corte la respiración con sendas interpretaciones de “Across the River” y como nos dice él una de sus favoritas “Love is a Train”. Con un enorme trabajo a la guitarra de Jorge Otero que derrocha clase por los cuatro costados. En “New York At Night” nos cuenta una anécdota que le paso en el metro con un bote de nata montada que llevaba alguien y quiero entender que se pringo entero con él.  El tema es la bomba y las palmas del público echan chispas. Sigue pletórico con “The Day The Earth Stood Still”. Turno para una enorme “Children of Paradise” para rematar de qué manera con “House of a Thousand Guitars” que es un fiestón. Pero hay que poner la guinda y nada mejor que con “One Guitar” con sus “Na na na na na”, las palmas del público que les pone a botar y a dar “hey’s” como si no hubiese un mañana.

Los “Willie Willie” retumban en la Azkena y Wille responde con “New York is Rockin’” que nos pone a todos a mover el esqueleto y cantar el “Bilbao is Rockin’”. Acaba con “Heaven Help the Lonely” que nos deja más que encantados.

Vuelve cuando quieras. Esta es tú casa.


Lugar: Sala Azkena (Bilbao)
Fecha del Evento: 15 de septiembre de 2022
Texto: Antonio López
Fotografías: David Mars