Después del aplazamiento de Diciembre de los conciertos de Los Zigarros se confirman fechas para esos conciertos. De nuevo dos días seguidos y con todo el papel vendido. Como dice Alvaro “EL Rock’n’Roll” está bien, la gente responde. Y a la espera de nuevas canciones se hacen un repaso a lo más granado de su discografía. La partida está ganada de antemano con un público muy receptivo y con ganas de disfrutar de unos temas que se conocen más que bien.

Y a la hora señalada tenemos a Ovidi, Álvaro, Adrián y Nacho sobre el escenario. Con los Zigarros no caben experimentos y saben en cada momento que palo tocar. Si hay que dar cera pues las guitarras a rojo y si hay que calmar el ambiente se bajan las pulsaciones con temas acordes, pero eso sí, siempre con el público disfrutando de lo lindo. Un empiece para calentar motores con temas con más desarrollo. Unas pletóricas “Con las manos rotas” y “Voy hacia el mar” con Ovidi  demostrando lo bien que se desenvuelve a las seis cuerdas. Tampoco faltan temas para que la gente mueva el esqueleto como “Apaga la radio“ y “Baila conmigo“ que ponen el Antzoki en ebullición. Y ya queda claro que el grupo está compacto como una roca lo que hace que el concierto fluya de maravilla.  Disfrutamos de “No sé lo que me pasa” ó de “No obstante lo cual”. Pero lo que está claro es que la gente quiere es leña así que nada mejor que “Mis amigos” y dar palmas y acompañar al grupo como en “Malas decisiones” y la vacilona “Dispárame”. Cogemos aire con “Cayendo por el agujero“ y “Odiar me gusta” hasta que llega el momento de ir cuesta abajo y sin frenos haciendo del tirón “Resaca” y “Voy a bailar encima de ti“. Haciendo una speedica “Hablar, hablar, hablar“ con todo el público cantando el tema con el grupo que es toda una celebración. Sigue una enorme “Desde que ya no eres mía” que es recibida por todo lo alto para despedirse con “A todo que sí” con el público entregado dando palmas y lanzando el tema con sus “heys”.

Para pedir el bis del grupo tenemos director de orquesta que anima al personal con el “Beste Bat” y el “oe oe oe”. Se hacen “Tenía que probar“ y se despiden por todo lo alto poniendo el Antzoki de bote en bote con “Dentro de la ley” y “¿Qué demonios hago yo aquí?“ que es un fiestón.

Nada mejor para despejarnos de los tiempos que vivimos que una dosis de los Zigarros. Mano de Santo.


Lugar: Kafe Antzokia (Bilbao)
Fecha del Evento: 6 de marzo de 2022
Texto: Antonio López
Fotografías: David Mars