Empezamos prontito con The Godfathers. Escenario grande pero no se amilanan y dan uno de los conciertos del festival. Sacan lo mejor de su arsenal y ante eso nadie puede rechistar. Los Godfathers tienen enormes canciones a la altura de los más grandes del festival. Con un Peter Coyne motivado defendiendo sus canciones mordiendo y con la banda entregada nos ponen en órbita a las primeras de cambio. A ver quién se resiste a ·”Love Deep”,  “Walking Talking Johnny Cash Blues“, “She Gives Me Love” ó ese final con “Birth, School, Work, Death“.

Toca darse una vuelta por el recinto y reponer fuerzas. De lejos veo un rato a los vitorianos The Soulbreaker Company. No se solapan con nadie así que a sus anchas tienen a todo el personal pendiente. Nos damos una vuelta para ver que hacen los Tygers of Pan Tang. Clásicos del Heavy Metal ochentero. Pero me doy la vuelta de la misma ya que no me seduce mucho lo poco que oigo. Así que nos acercamos a The Shelters que no conozco pero que tampoco me dicen nada del otro mundo.

Llega el turno de Cheap Trick. Mientras colocan el escenario vemos a Rick Nielsen que se acerca al escenario y ya empieza a repartir puas. Se tira un buen rato. Es difícil no disfrutar de un concierto de esta gente. Van a carta ganadora y sueltan todas sus grandes canciones por lo que el gozo está asegurado. La voz de Robin Zander en plena forma, un Rick Nielsen que maneja las seis cuerdas a su antojo y Tom Petersson haciendo lo que quiere con su bajo de 12 cuerdas más la batería de Daxx Nielsen que se muestra más que solvente hacen que el tiempo se detenga y parezca que tengamos a unos pipiolos comiéndose el escenario. Pero no, han pasado muchos años pero sus enormes canciones no tienen fecha de caducidad. No te quitas la sonrisa en ningún momento. Es igual el orden. “I Want You To Want Me“, “Ain’t That A Shame“, “She’s Tight“, “If You Want My Love“, “Stop This Game“, “California Man“. De su último disco esa joyita que es “Long Time Coming“. Se acuerdan de Lou Reed con Tom Petersson cantando una versión macanuda de “I’m Waiting for the Man” y demostrando como suena su bajo. Rick Nielsen nos deja con las ganas de ver su guitarra de 5 mástiles pero sí que toca la de dos mástiles con su figura caricaturada. No podían faltar “The Flame”, “Dream Police” y como no “Surrender” que es la guida del pastel. Terminan con “Goodnight” y todos encantados de la vida.

Llega el momento de elegir entre Graveyard y Hellsingland Underground. Me quedo con Graveyard. Pero es lo que tiene ir en grupo y entre que uno va a pedir, el otro al WC y desde lejos el sonido no me parece muy bueno y que empiezan en clave un poco chapa para mi gusto y ante la propuesta de un bocata elijo el bocata. Al volver del bocata nos quedamos con Hellsingland Underground un rato. Su rock clasicote nos entretiene pero sin matar, Distingo “Northern Country Boy“ que es un gran tema.

Llega el momento del festival. Nos acercamos a John Fogerty y ya está la explanada hasta los topes. Después de deleitarnos con una pantalla de fondo con imágenes de la historia americana de los tiempos de la Creedence aparece un video con Fogerty interpretando “Born on the Bayou“ y en estas que empieza el concierto y aparece John y su banda interpretando el mismo tema. La gente no cabe de gozo. Y qué decir del concierto. Poder oír y ver a este hombre interpretando esas canciones que son historia de la música no tiene precio. Van cayendo los temas y la alegría te inunda ya que todos forman parte del ADN de cualquiera que tenga el gusanillo del rock’n’roll. Fogerty se muestra en plena forma y acompañado por una gran banda que le secunda a la perfección. Miro en la red y encuentro el setlist. Pongo unas cuantas. “Travelin’ Band“, “Green River”, “Who’ll Stop the Rain“, “Lookin’ Out My Back Door“, “Midnight Special“, “Keep On Chooglin’“ “Hey Tonight“, “Lodi”. Lo estoy escribiendo y casi me mareo. “Ramble Tamble“, “Have You Ever Seen the Rain?“, “Down on the Corner“, “Fortunate Son”. Y remata con un bis de aupa con “Rockin’ All Over the World”, “Bad Moon Rising” y “Proud Mary”.

No hay mejor manera para acabar este primer día de festival que con los Hellacopters. Después de levantarte a las 6 de la mañana, para aguantar un concierto a la 2 de la mañana del día siguiente tiene que ser alguien que te ponga a tono a las primeras de cambio. Según vamos llegando ya ha empezado y la primera que distingo es “Born Broke”. “Like No Other Man“ despereza a cualquiera pero nada comparado a oír “Ferrytale“ que me da un alegron y un subidon de los buenos. Esta la formación clásica con Nicke Andersson y Dregen a las guitarras,  Robert Eriksson a la batería, Boba Fett al teclado y han incorporado a Sammy Haffa al bajo. Dan un repaso a su discografía con temas emblemáticos como “he Devil Stole the Beat From the Lord“, “Hey!”, “Disappointment Blues”, “Move Right Out of Here”. Momentos de delirio con una enorme “Soulseller” seguida de “Toys and Flavors”. Y destacar lo que hacen con “Tad” que es memorable. Y como siempre la banda enchufada y dándolo todo. Nicke dirige la nave siempre a buen puerto con un Dregen explendido sacando chepa y punteando sin parar. En el bis un “By the Grace of God” que la gente acompaña con sus “hey’s” para rematar con “Gotta Get Some Action) Now!” y dejarnos muy a gusto. Los Hellacopters son necesarios para el rock y les necesitamos activos y girando. Los Imperial pues molan y tal y después del muermo del último de los Backyard Babies mejor que se centren en esta banda que son tela marinera.


Lugar: Mendizabala (Gasteiz)
Fecha del Evento: 23 de Junio de 2017
Texto: Antonio Lopez
Fotografías: David Mars