Siempre es un placer poder tener cerca a los canadienses Elliott Brood. Asiduos de Last Tour International pudimos verles aquí mismo hace unos meses, en el BBK Live Festival, y en 2009 se pasaron por el Azkena Rock Festival para dar un impresionante concierto. Así que no podíamos perdernos el que daban en Bilbao con motivo del lanzamiento de su nuevo disco, “Work and Love” (2014).

La banda, formada en Toronto en 2002, comenzó como un dúo formado por Mark Sasso y Casey Laforet al que poco después se sumó Stephen Pitkin como percusionista. Y para este último y nuevo disco, se ha unido a la gira Aaron Goldstein (City and Colour), al que pudimos ver ayer a la Pedal Steel Guitar.

Una confusión en los horarios hizo que el concierto previsto (con artista invitado) para las 21:30 horas comenzara pasadas las 22:30. Finalmente no hubo teloneros y a la sala, nadie sabe por qué dado el grupazo que tocaba, no acababa de entrar mucha gente. Lo que hizo que el concierto fuera un íntimo bolo del que pocos pudimos gozar. Bien por nosotros, como público, aunque una pena por la banda, que desde luego se merece llenar salas. Lo de ayer fue todo un misterio.

Quizás sea por esto que el ambiente al comienzo del concierto fuera un poco frío y automático. Pero Casey decidió romper el hielo y empezó a jalear al público para que llenara de calor la sala. Y así fue. A partir de ese momento Mark empezó a soltarse, a disfrutar del concierto, Stephen miraba atentamente cómo actuaba Mark mientras sonreía, y vimos esa complicidad que quizás estábamos echando de menos en un primer momento.

Elliott Brood es sin duda alguna una banda llena de sonidos, sencilla, multifuncional, cada miembro es capaz de tocar varios instrumentos a la vez. Ejemplo de ello es el bajo de pedales que tocaba Casey a la vez que rasgaba compulsivamente las cuerdas de sus guitarras eléctrica o acústica, o el mini-piano que Stephen tocaba entre golpes de bombo y platillos. Maravillada me quedé, como siempre, de escuchar en perfecta sincronía con el resto de sus compañeros esos fantásticos punteos a la Pedal Steel Guitar, un instrumento que me fascina. Y el sempiterno banjo que hace tan característica la música de esta banda folk-rock-country, tan perfectamente armónica vocalmente incluso en su pulcro y reluciente vestuario de blancos uniformes.

Lo de ayer fue mágico. El show entró en calor, Casey era principalmente quien se encargaba de avivar la llama y de que ardiera sin parar interactuando con el público, bromeando y recordando en varias ocasiones su paso por nuestra ciudad hace unos meses, confesándonos que Bilbao es su ciudad preferida porque la gente es muy simpática y les gusta la buena música, cosa que al parecer les sorprende y les encanta (y razón que tienen). Para entonces Mark ya bailaba y saltaba sobre el escenario.

Sí eché en falta “Write it all down for you”, un enérgico temazo que siempre ronda mis playlists favoritas de Spotify. Casey se subió, descalzo como siempre, en el cajón en el que estuvo prácticamente todo el concierto sentado para tocarse varios temas, desinhibido, disfrutando.

Dieciocho temas que sonaron en apenas hora y media, un setlist en el que hicieron un repaso de algunos temas de sus álbumes anteriores (Mountain Meadows, Ambassador, Days Into Years), pero en el que sobretodo tocaron los de su nuevo disco junto a un cover, que no podía faltar, de su admirado Neil Young, “For the Turnstiles”.

Debo decir que me encanta el nuevo trabajo de la banda. Creo que se ha convertido en uno de esos “álbumes imprescindibles” en la discografía de mi vida, de los de no querer quitar el “repeat all”. Les deseo mucho éxito, muchos bolos que yo pueda volver a ver, y muchos nuevos álbumes que suenen en bucle en mi ordenador y mp3.
ELLIOTT BROOD son Casey Laforet (acoustic guitar, electric guitar, bass pedals, bass guitar, mandolin, banjo, lap steel, vocals), Mark Sasso (banjo, guitar, harmonica, vocals) y Stephen Pitkin (percussion, drums, piano, vocals). Acompañándoles en su actual gira Aaron Goldstein a la Pedal Steel Guitar.


Lugar: Sala Azkena (Bilbao)
Fecha del evento: 25 de octubre de 2014
Texto: zaioa
Fotografía: Eneko (Rock in focus)