Hay bandas que, por lo que fuese, han tenido que esperar casi una eternidad para ser reconocidas como toda una institución.

Formados en 1972 por John Felice, The Real Kids se batieron el cobre con toda la escena Punk Rock de Boston para salir victoriosos con álbumes tan memorables como «Down To You» o su homónimo «The Real Kids».

No se prodigaron mucho y sus discos se cuentan con los dedos de una mano, pero fueron los suficientes para dejarnos temazos como «Solid Gold (Thru And Thru)», «Taxi Boys», «Outta Place», «Reggae, Reggae» o «Do The Boob». Tenían nervio y mucha garra, pero sonaban lo suficientemente limpios para desmarcarse del resto.