El pasado sábado volví al Auditorio del Conservatorio de Música en Sarriko para disfrutar (nunca mejor dicho) del concierto de los Vistel Brothers, hermanos cubanos, que ofrecieron un pase espectacular dentro del XXX Ciclo Auditorio/Udazkenazz Covid-19 del Bilbaína Jazz Club (el mejor, sin duda, de los vistos hasta ahora). Jorge y Maikel Vistel ejercieron de maestros de ceremonias de una velada en la que sonaron seis temas en unos setenta y cinco minutos, con los hermanos perfectamente imbricados con la sección rítmica. Sección encabezada (por edad más que nada) por Reinier Elizarle “El Negrón” al contrabajo retumbón unas veces, otras quedo y minimalista, y el jovezno, preciso y desbocado (entiéndase como elogio) muchas veces Rodrigo Ballesteros, el único “rostro pálido”, a la batería.

Los Vistel Brothers sonaron tribales (ahondando en su raíz haitiana proveniente de los esclavos negros que llegaron a Santiago de Cuba), desplegando recursos estilísticos en sus respectivos solos, amalgamando melodías bop como grupo y concediendo protagonismo al Negrón y a Rodrigo en solos rítmicos que no aburrieron. Tras los dos primeros temas arrolladores (“Fiesta en el Batey” fue el segundo), tranquilizaron el tiempo con una versión del bolero “Quizás, Quizás, Quizás”, que principió solo la trompeta y que devino en batalla con el saxo para culminar con un solo de contrabajo fantástico, inmerso en la melodía y lejos del virtuosismo onanista que tan poco me gusta. Rodrigo descolló en la intro de “Congo y Carabalí” (un dicho cubano que nos dice que todos tenemos algo de africanos), un tema imbricado con el sentir afrocubano de la isla. Fueron todos temas nuevos (a la espera de grabación), algunos grabados al principio del confinamiento, como “Libre”, de Maikel Vistel “de cuando pedía prestado el perro a los amigos” y que fue el último antes del bis.

Un estupendo concierto que nos deja con ganas de más. El próximo sábado será la última cita del trimestre con Alberto Arteta Laurok. Pero el Bilbaína Jazz Club ya está organizando la nueva remesa. La espero con renovadas ansias.


Lugar: Auditorio del Conservatorio de Música en Sarriko (Bilbao)
Fecha del Evento: 19 de diciembre de 2020
Texto y fotografías: Lorenzo Pascual

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies