No nos engañemos, ni Primal Scream ni Two Door Cinema Club ni mucho menos Die Antwoord están a la altura de encabezar el actual Bilbao BBK Live. Sin entrar a valorar en estos momentos la calidad de cada artista no se pueden poner a la altura de seguimiento popular de nombres históricos como Pearl Jam, Coldplay, Radiohead o sus compañeros de cartel en la presente edición Depeche Mode o The Killers. En todo caso, este aspecto de por sí no es  negativo, ya que un cartel de un festival hay que observarlo en su globalidad y la última jornada estuvo repleta de experiencias sonoras que la hicieron brillar sin la necesidad de enormes luminosos.

Brian Wilson está celebrando con una gira mundial el quincuagésimo aniversario de uno de los discos imprescindibles de la música popular del siglo XX, “Pet Sounds”. Su concierto era una decepción anunciada tras el paso por el Primavera Sound de 2016. Y quedó demostrado que ni su banda, ni la participación del beach boy original Al Jardine, ni el mismo Wilson mantuvieron en ningún momento el pulso en la interpretación de algunas de las mejores canciones escritas y grabadas en la historia.

En cambio lo de !!! es ya escandaloso. No fallan nunca en la organización de la mejor fiesta del baile, ya sea en un recinto enorme o en una pequeña sala, a altas horas de la madrugada o acabando la tarde como fue este caso. Aprovecharon para presentar su reciente “Shake the Shudder” (2017) y desde el primer compás el ritmo impuesto por Nic Offer fue in crescendo hasta el desfase colectivo.

Two Door Cinema Club siguen basando el grueso de su repertorio en su debut “Tourist History” (2010) con simples pinceladas a su obra posterior. Similar a su anterior visita a Kobetamendi en 2013, con la clave bien estudiada, consiguen resumir sus potenciales: riffs coreables hasta la extenuación y un ambiente alegre que no es sencillo conseguir. Otro tema es discernir cuánto les durará la fórmula.

Tras estallar una tormenta a la que siguió la lluvia lo que quedaba de festival, salieron a escena los veteranos Primal Scream, y a pesar de que en los primeros momentos soltaron la salvaje Swastika Eyes, quedó patente durante el resto de su concierto que en esta ocasión tocaba vestirse de The Rolling Stones. Y pocos grupos pueden aunar sonido, actitud y canciones para hacerlo. Los de Manchester sin duda son una de esas bandas. Eso sí, con Bobby Gillespie en su propio mundo. Country Girl, Rocks y el éxtasis de Movin’ On Up alzaron su directo hasta altas cotas y redondearlo con una lisérgica Come Together fue tocar el cielo. Por la puerta grande.

Más que un directo de música, Die Antwoord ofrecieron un espectáculo de visuales esperpénticos, carreras sobre las tablas, vestuarios imposibles y sus canciones más representativas pasadas por la trituradora. Puro cartoon siglo XXI, tan disfrutable como irritante, es su juego. Un sábado que cerró con éxito un Bilbao Live con multitud de aspectos positivos.


Lugar: Kobetamendi (Bilbao)
Fecha del Evento: 8 de Julio de 2017
Texto: Ruben Garcia
Fotografía: Dena Flows

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies