Primera gira de Josh Hoyer y sus compinches por Europa y el primer concierto en el Antzoki de Bilbo. Nos presenta su último disco “Running From Love“ con el que los amantes del soul y del funk se lo pasarán pipa. Sonidos intensos con una voz que emana pasión en cada canción que pasa de la balada con mucho sentido al desenfreno huracanado que te pone las pilas en un santiamén.

El concierto es en la parte de arriba del Antzoki que reúne a una parroquia justita en número pero que seguro que a la próxima convencerá a más gente por el buen sabor de boca que nos dejó a todos por lo visto. Con Josh Hoyer de jefe de ceremonias al órgano y muy bien respaldado por los Soul Colossal nos propusieron una velada en la que las canciones del disco ganan en fuerza con un cantante que borda cada interpretación y que contagia verle disfrutar entregándose en cuerpo y alma en todas las canciones. Saca chispas del órgano en el que no para de estar quieto en su silla dejándose llevar por lo que la banda transmite en cada tema. Con esos gestos tan raperos de las manos y que en el tema “illusion“ interpretado de pie parece el mismísimo Ice Cube.

La banda funciona como un reloj suizo y con una base rítmica compacta y muy solvente se mueven como pez en el agua tanto el guitarra, saxofón y el mismo órgano deleitándonos cada uno de ellos con su parte de protagonismo con su instrumento en las canciones pero volviéndose a conjuntar de maravilla en los temas impulsando las canciones de manera bestial y dejándote el cuerpo con una sensación de euforia que hace que no puedas parar de mover el esqueleto. Empiezan poniendo toda la carne en el asador con “Make Time For Love”, “Everyday and Everynight” y sobre todo “Just Call Me” que es una gozada con toda la banda pisando muy fuerte.

Hay momentos más tranquilos con “The First One“ para volver a sacudirte con “Misfit Children“ y “Running From Love”. Un instrumental donde los músicos se explayan a gusto y sirve para presentar a la banda y donde se lo pasan en grande. Alguna puya a Donald Trump da paso a la versión de Otis Clay “Trying To Live My Life Without You” que les queda de miedo. Acaban de fulminarnos con “Natural” y “Blood and Bone” y el batería con la gafas puestas después del canuto que le pasa alguien del público. Eso sí, los chupitos de whisky ni tocarlos.

Sólo decir que la gira es extensa así que no hay disculpa para no darse una vuelta. Seguro que nadie sale defraudado.


Lugar: Kafe Antzokia (Bilbao)
Fecha del Evento: 8 de Marzo de 2017
Texto: Antonio Lopez
Fotografias: David Mars

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies