El pasado jueves 26 tocó programa doble, tras un periodo de sequía en la noche más musical de Bilbao. No será por oferta, que resulta extenuante de abrumadora. Más bien era por mí, que no encontraba la tecla que me hiciera abandonar la comodidad del sofá familiar. Pero hete aquí que la visita de Aurora & The Betrayers me puso en la onda, y la presencia de Costas en el Satélite T, dónde si no, me acabó de abocar a una salida nocturna de doblete. Lo de Costas se lo dejo al gran Antonio López, aunque por fotos que no sea, y yo intentaré contar lo que sucedió en el concierto del Kafe Antzokia.

Partamos de la base de que conocía a Aurora & The Betrayers de oídas. Sabía que ella había salido de Freedonia, otra banda de soul de relumbrón, y que en un periodo corto ya habían publicado dos discos (‘Shadows Go Away’ y ‘Vudú’). Spotify mediante comprobé la evolución del sonido de la banda, de un soul cercano a los cánones, a otro trufado de rock con reminiscencias a los… ejem … Black Keys incluidas (escuchen ustedes el inicio de “Hey, Hey” y me cuentan), contagiado del pop, salpicado de funk y con gotas de góspel. Aurora es un prodigio a la voz, así que había que catarlo en directo.

Salí a todo correr de Costas (no vi el final, nchtsss….) y entré en el Antzokia recién empezado el show con un intro instrumental. Banda engrasada, 2 coristas, banda al uso y dos personas en la sección de metales. Con Aurora, nueve personas que ejecutaron un soul que enganchó al respetable que no llenaba la sala pero que sí hizo que hubiera una entrada aparente.
aurora_26052016_10
Así, durante cien minutos, Aurora & The Betrayers, descerrajaron soul crepuscular de primeras y se acercaron más al canon con la entrada de saxo y trompeta que dotaron de más empaque a un sonido que envolvía la voz de Aurora con criterio. Ella, implicada en el show, sintió el melisma, quizás sobreactuó en los gestos, y nos regaló los oídos. Musicalmente hablando el soul derrochó groove con la sección de viento y con un teclados que aportó algunos de los mejores momentos, el rock campó a sus anchas en algunos temas con la guitarra sonando cruda y el pop percutió, sin demasiado criterio en mi opinión, sobre temas que ganaban en la sencillez soul. Aurora, dedicó temas a los soñadores, a los músicos y le cantó las cuarenta a su ex, que la quiso encerrar en una urna (“From Love And Hate”), tema con el que holló la cima del concierto.

De ahí al final la peña entregada, homenaje a Freddie King, y ya en el bis, acercamientos a su último disco, “Walk To The Stars” y un homenaje a David Bowie que ganó enteros con la banda engrasada, sonando a piñón, y Aurora desparramando a la voz. Vaya, dejaron lo mejor para el final.

No hay nada mejor para atenuar la modorra que un programa doble. Rock on!


Lugar: Kafe Antzokia (Bilbao)
Fecha del evento: 26 de mayo de 2016
Texto: Lorenzo Pascual
Fotografías: Lorenzo Pascual

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies