Los Ilegales nos visitan en su gira de presentación del disco “La Vida Es Fuego”. Y lo hacen después del fallecimiento de su bajista Alejandro Blanco al que dedican toda la gira y lo que haga falta. Son momentos en los que hay que elegir. O dejarlo o seguir tirando para delante. O como dijo Jorge elegir entre depresión o rock and roll. Ellos eligen rock and roll. Muchos grupos hablan de que a su edad no van a hacer los discos que hacían cuando eran jóvenes. Aunque lo que hacen en su “madurez” no diga mucho la verdad. Pero con Ilegales eso no pasa. Sus canciones son atemporales e incluso sus primeros discos te suenan tan “maduros” como puedan ser los últimos. Marca de la casa 100 % Ilegales.

Llego tarde al concierto y me pierdo unos cuantos temas. Cuando entro en Bilbo me encuentro el follón del futbol. La cague pienso. Después de acceder por fin a los aledaños del Antzoki me encuentro en Mazarredo a los bomberos y la carretera cortada. No es mi día. A punto de tirar la toalla y pirarme para casa un último intento y por fin llego. Menos mal que los Ilegales son generosos en minutaje por lo que hay tiempo para disfrutar de su concierto. Eso sí, el Antzoki hasta los topes. Nos hacemos un poco de sitio y podemos acceder a las primera filas.

Llego cuando suenan los últimos momentos de “Yo Soy Quien Espía Los Juegos De Los Niños”.  Y visto lo visto nos encontramos a un grupo en plena forma y con un cancionero irresistible. Del disco nuevo caen tres buenos temas. “Voy Al Bar” y “El Teléfono Y El Mal” que me pierdo. No a si la enérgica “Regresa A Irlanda” en la que Jorge ya nos dice que son la mejor banda de rock and roll y punto. El resto un repaso a toda su trayectoria y mirando los temas que caen parece una reivindicación de “Todos Están Muertos”.

Hasta siete temas cuento. De seguido “Un Invasor En La Capital” y un “¡Qué mal huelen los muertos!” que me hacen olvidar todo el rollo para llegar al concierto. “Europa Ha Muerto” es recibida por todo lo alto. La caña de “Saber Vivir”. Entre canción y canción Jorge nos deja una de sus frases memorables. “Cuanta belleza y tan poca cabeza” le dice a las tías de las primeras filas. Eso sí, de su boca puede salir cualquier cosa pero que fino es tocando la guitarra. Tampoco faltan “Enamorados de Varsovia” y “Hacer Mucho Ruido” que van caldeando el ambiente. Pero tiene que llegar “¡Hola Mamoncete” para que la gente se anime de verdad. La cosa sigue en alza con “Eres Una Puta”, “Todo Lo que Digais Que Somos”, la surfera “El Número De La Bestia” y la vacilona “Al Borde”. Vuelve a agitar al personal de los lindo con “Dextroanfetamina” para seguido una enorme interpretación de “Regreso Al Sexo Químicamente Puro”. Magia pura. Le tiran un sujetador y Jorge suelta ¿Y lo de dentro?. Unas risas con él. Ataca el final con “La Chica Del Club De Golf” y una potente “Revuelta Juvenil En Mongolia” que nos pone de bote en bote. Acaba con la según Jorge la canción que representa los 80 y no los nachapop y secretos  que no eran más que unos pijos. Hablamos de “Tiempos Nuevos, Tiempos Salvajes” con un esplendido Jorge a los punteos. No tiene desperdicio ver a Jorge escurrirse el sudor de la cabeza. Le cae a chorros.

En los bises empiezan calmados con “Sin Remedio” para ya pisar el acelerador hasta el final.  Nos apabulla con una pletórica “El Demonio”. Jorge nos dice que por mucho que se diga por ahí él no es el demonio. Eso si el rock and roll animaliza lo suyo. Siguen con “Soy Un Macarra” y la gente comiéndose ya el escenario. Nos presenta a la banda con el nuevo-viejo miembro Willy al bajo después de 23 años. Y otra de sus perlas. Todos los que se miran al espejo son unos hijos de puta. No sé porque nombra a Cristiano Ronaldo. Anima a la gente a que se monte el pogo con “Bestia, Bestia” y se monta de verdad con “Destruye” y todos esos chavales casi encima del escenario cantando “vestido de verde disparo disparo” que les sonará a chino. La gente ya subiéndose al escenario para abrazar al grupo, hacerse fotos y en estas Jorge dice que a por otra y nos regala “Problema Sexual” que tenemos que ver casi dando botes porque toda la gente está arriba en el escenario.

Buen momento para Los Ilegales que no son un grupo para nostálgicos, sino todo lo contrario. Mucha gente joven siguiéndoles por lo que me imagino todavía les ponga más las pilas.


Lugar: Kafe Antzokia (Bilbao)
Fecha del evento: 14 de mayo de 2016
Texto: Antonio Lopez

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies