El trío de Budapest nos hace la visita para presentar su nuevo trabajo “Hold Fast”. El día elegido es un lunes por lo que la asistencia no es lo que más va a destacar. Estoy convencido que si llega a ser fin de semana y con un poco más de promoción la cosa hubiese sido diferente en este sentido. Por parte de ellos nada que objetar. Un concierto como dios manda en ganas y duración. El nuevo disco creo que suena más “Social” que nunca y con un poco de los Misfist del “American Psycho” pues les ha quedado la mar de chulo. De esos que te tiras una semana poniéndolo día sí día también.

Muy puntuales aparecen en el escenario Krista Kat al contrabajo y voz, Ati Edge a la guitarra y voz y Furo a la batería. Y como el nuevo disco está muy calentito hay ganas de tocar sus canciones. Se lo zampan casi enterito. Empiezan entrando en calor con “Have Mercy On Me”. Suenan también “Please Tell Me”, “Somewhere Far Away”, “I Don’t Wanna See You Anymore”, “Let’s Get Together”. Destacan sobre todo la interpretación de un vibrante “Hold Fast”, un emotivo “I’ve Got Heart” o la enérgica “One Mile From Heaven”. Las intercalan con canciones de todo su repertorio y las versiones tan molonas que se hacen. Se les ve con ganas de agradar y que la gente se lo pase bien. En todo momento quieren que la gente participe pero no está el día para muchos desmanes. Pero bueno, en la versión de “Got My Mojo Working” de Muddy Waters sí que se anima la gente a corear el tema. Eso sí, les queda de miedo. Más versiones macanudas como “Mercedes Benz” de Janis Joplin, “Jolene” de Dolly Parton. Temas más antiguos como “Anyhow”, “In the Middle of Nowhere”, “Raise Your Glass”, un foribundo “The Chased”, un enorme “Angels To Some” en el que visto que seguir la letra no parece que funcione nos hace repetir “nananana” que queda niquelado. En la versión de “Lordy Lordy” de los Distillers Ati Edge se da su primera vuelta guitarra en mano por todo el local,  nos ponen como motos con la versión de “R.A.M.O.N.E.S.” de Motörhead y acaban con el instrumental “Kamikaze Stomp” en la que se explayan en el escenario con sus instrumentos, con Krista Kat tocando el contrabajo en posición horizontal y Ati Edge dándose otra vuelta por el Antzoki acabando con Krista Kat tocando el contrabajo tumbado en el suelo y Ati Edge subido encima de él.

Para los bises dos versiones infalibles como el “Somebody Put Something In My Drink” de los Ramones que se la saben hasta los camareros y la gozada de “Tainted Love” de Ed Cobb que Krista Kat canta de maravilla.

Empezamos la semana con las pilas puestas y los Silver Shine no inventan la rueda pero te hacen pasar un buen rato seguro así que para la próxima no os lo perdáis.


Lugar: Kafe Antzokia (Bilbao)
Fecha del evento: 09 de mayo de 2016
Texto: Antonio Lopez

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies