Año de Publicacion:2014
Productor(es):Jose Nortes

Descripcion:

Tarde ando yo escribiendo ésta reseña teniendo en cuenta el tiempo que llevaba esperando el disco en cuestión, que era mucho; aunque no ha dejado de sonar en mi reproductor durante el verano pero, ya se sabe, los quehaceres diarios y los compromisos a veces atrasan un poco las pasiones propias. Tratemos, pues, de que no ocurra demasiadas veces. Digo.

Había visto a Coppel con banda y en formato acústico, y al igual que sentí con los respectivos conciertos de Rickie Lee Jones, los acústicos se me hacían más cercanos, más emocionantes y transmitían más. Por eso, aunque en sus anteriores trabajos algunas canciones con banda mostraban notables resultados, para mí supuso una alegría enterarme de que éste último álbum había sido grabado con la única ayuda de su guitarra y su voz. También su piano en la última nota de la sentida “recuerda el viento”, así como el violín de su colaborador habitual Manu Clavijo. ¡Y además en directo!  Así la alquimia surge sola, y las buenas historias emergen de la imaginativa mente de Coppel.

La apertura con la desternillante “Iñigo Coppel viaja a la edad media (y el rock n roll salva su vida)” ya es una declaración de principios importante: no es algo negativo que dure 9 minutos, ni que en sus líneas aparezcan muchos chistes e ironías dignas de los mejores monologuistas, tampoco que en éste corte deje volar la imaginación y cree claramente una ficción. Qué va, para nada, esas son algunas de las mejores cartas del músico y poeta, que hace ya diez años que dejó su Bilbao natal para vivir en la gran ciudad (la capital) y ofrecer conciertos semanalmente allá donde se pueda. “Estáis seguros de que era un fascista?” es de lo más folkie del conjunto, y el autor se basó en el asesinato de Jose Luis Lopez de Lacalle a manos de ETA para componerla.

Lo bueno de ser fan de Coppel es que también puedes serlo de las canciones que aún no ha grabado, si asistes a sus conciertos.”Tango del amante traicionado” es un buen ejemplo, uno de los temas preferidos por algunos de nosotros, bastantes meses antes de que se publicase. La rockera “Laura y las desventuras del pobre Coppel” o la sagaz “Oiga, que hubieran estudiado” son algunas de las que más destacan de todo el lote, mientras que el violín de Clavijo se torna necesario y dramático en la estupenda “acaba conmigo”.

Iñigo ha repetido productor (José Nortes), pero convirtiendo ésta vez el estudio de grabación La Cabaña en La taberna del viejo Artuset (un nombre que Coppel se inventó) e invitando a una docena de personas a presenciar la grabación del directo. En él su autor fantasea con tocar en el mítico Olympia de Paris, y cita a algunos de sus ídolos como Gardel, Brel o Violeta Parra.

El resultado son diez canciones sin mácula, personales y originales a partes iguales. Que no son para todo el mundo? obvio, pero quién dijo que el buen arte lo fuera?
Canciones:

1.Iñigo Coppel viaja a la edad media
2. Tango del amante traicionado
3. Serenata para C.
4. ¿Estáis de que era un fascista?
5. Acaba conmigo
6. En el Olympia
7- Laura y las desventuras del joven Coppel
8. Recuerda el viento
9. Oiga, que hubieran estudiado
10. Si algún día yo muriera


Reseña por Jon Bilbao

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies