Son ya 26 años de festival y, cómo no, los organizadores del siempre exquisito Getxo & Blues nos han preparado una gran selección para esta edición.

El grupo que protagonizó la programación del viernes 18 de junio fueron los texanos Smokin Joe Kubek & Bnois King, que repiten en el festival desde que nos visitaran en 1999 y que constituyen uno de los dúos más interesantes del panorama musical ya que en su música confluyen los ritmos tejanos más eléctricos con sonidos próximos al rock, jazz y al soul. Acompañados por Shelia Elizabeth Lahr-Klinefelter (bajo) y Eric Smith (batería), presentaron su nuevo disco “Road Dogs Life” grabado en 2013.

Breve BIO:
Smokin Joe Kubek (1956, Grove City; Pensilvania) es uno de los principales exponentes del sonido eléctrico tejano. Criado en Irving, en su adolescencia ya actuaba en el circuito de clubes de Dallas, donde ya daba muestras de su habilidad a la guitarra. Pronto inició su carrera, actuando junto a figuras de la talla de Johnny Winter, Stevie Ray Vaughan o Albert King.

En 1989 conoce en una jam-session a Bnois King (1943, Delhi; Louisiana), guitarrista con influencias jazzísticas y vocalista de vertiente soul. Desde entonces, el dúo ha desarrollado un blues que tiene como eje el equilibrio perfecto en la fusión de sus guitarras.

El dúo tiene en su haber 15 trabajos. El último de ellos, titulado “Road Dogs Life” (2013) incluye temas originales y dos covers de los Rolling Stones y los Beatles. Tras un anterior y exitoso trabajo acústico, en este disco retoman los ritmos más eléctricos, regresando a sus orígenes, al road house blues, con un sonido más rockero y poderoso.

El concierto comenzó casi con rigurosa puntualidad, apenas 5 minutos de retraso y los músicos empezaron a invadir el escenario en el que permanecieron más de dos horas haciendo vibrar a un entregado y reconfortado público.

En taquilla nos comentaron que podíamos sacar fotos durante los tres primeros temas en la zona habilitada para prensa, pero cuál fue nuestra sorpresa cuando el chico de seguridad nos comunica que no podíamos hacerlo. Una lástima ya que, además de molestar al resto de personas allí congregadas con nuestras cámaras, no teníamos muchos ángulos desde donde sacar buenas fotos y todos estábamos a la búsqueda de la instantánea perfecta. Una lástima.

Los cuatro componentes tomaron sus posiciones, nos agradecieron nuestra asistencia y se presentaron (esto último sucedió varias veces a lo largo del concierto). Dos guitarras, un bajo y una batería inundaron de blues el lugar, salpicando al público que bailaba encandilado. Poco a poco el recinto, que estaba principalmente ocupado por un público sedente en las gradas, fue llenándose mientras sonaban los primeros temas.

En un principio, su actitud en el escenario fue demasiado “correcta”. Cada componente en su esquina tocaba casi mecánicamente sus temas. Temas que prácticamente estuvieron encadenados de principio a fin del concierto. Pero poco a poco, y tras haber cogido calor, su actitud cambió y sentimos un grupo más cercano, más abierto, que disfrutaba con nosotros e incluso llegaron a sonreír. En el caso de Bnois King, llegó a acercarse al público y a brindarle complicidad, sonrisas e incluso bromas, implicándole en el show y haciéndole corear temas como “Healthy Mana” o “I Saw it Comin”.
bgetxo2014v8
Varias dedicatorias a amigos que recientemente nos han abandonado, como Johnny Winter, la gran leyenda del blues al que pudimos ver hace unos meses en Bilbao, y una sorpresa que se reservaron para el final: la presencia de Bily Branch, armonicista de “Chicago Blues: A Living History”, grupo que tocará esta misma noche en el festival de Getxo. Armónica en mano y pulmones cargados para terminar por todo lo alto un concierto que fue levantando poco a poco hasta un final espectacular.

Conté 22 temas (incluyendo el último BIS que el público pidió a la banda y que hizo que ésta saliera al son del mítico “Oe, oeeee” -que siempre corean los asistentes en cualquier tipo de evento-. La banda se improvisó una melodía con los mismos acordes, llevándola más a la parte sexy de la música: al blues) en un variado setlist en el que abundaba por supuesto el blues, pero seguido muy de cerca de Rock N Roll clásico, Rythm & Blues, Soul y algún ritmo Jazz-Funk. Continuos solos de guitarra y un uso preciso del slide en gran parte de las canciones por parte de un Smokin Joe que hacía honor a su nombre y que fumó unos cuantos pitillos durante su actuación mientras su pelo flotaba debido a un ventilador situado estratégicamente a sus pies.


Lugar: Plaza Biotz Alai (Algorta)
Fecha del evento: 18 de julio de 2014
Texto: zaioa
Fotografías: gaizka

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies