La expectación generada por el homenaje a Lou Reed que varias bandas vascas llevaron a cabo el pasado viernes 10 de enero fue suficiente como para colgar el cartel de “Entradas agotadas” en el Kafe Antzokia de Bilbao. Con el local lleno hasta la bandera y el cartel del evento con la fotografía de Reedque sirvió de portada a “Transformer” (1972), uno de sus álbumes más famosos, presidiendo el escenario, poco después de las 22:00 comenzó el concierto con la aparición en escena de Mursego. No se trataba de imitar a Lou Reed, si no que las diferentes bandas hicieran su particular revisión de algunas de las canciones más conocidas del desaparecido músico de Nueva York. Mursego interpretó con su particular estilo cuatro temas, tanto de Lou Reed como de Velvet Underground, entre los que destacaron las personalísimas versiones de “Walk on the wild side” (con referencias a Albert Pláincluidas) y “Venus in furs”.

A continuación apareció en escena Kirmen Uribe, poeta y escritor enamorado de Lou Reed y Nueva York. Acompañado por Petti a la guitarra, recitó en euskera dos poemas/canciones del homenajeado. Especialmente celebrada fue su versión de “Dirty boulevard”, del álbum “New York” (1989), que Uribereconoció como su preferido.

Petti Interpretó después dos temas más con su guitarra para dar paso a Sonic Trash, banda que atacó la vertiente más oscura y ruidosa de Lou Reed, ejemplificada en una espectacular y ruidosa versión de la mítica “Heroin” del primer álbum de Velvet Underground.

roudleed3

La noche dio para mucho. No sólo para escuchar buena música, sino también para contemplar comportamientos cuanto menos chocantes. Desde quien ve a una conocida a varios metros de distancia y no duda en gritar a pleno pulmón “Begooooo!!!!” mientras Kirmen Uribe trata de recitar un poema a apenas 3 metros de distancia, hasta el que se pasa media noche en primera fila ensimismado con suipad sin prestar atención al concierto, pasando por la gente que decide sentarse, no ya en las escaleras de acceso al escenario, sino directamente sobre el escenario impidiendo ver correctamente a los que tiene detrás, o algunos fotógrafos que se pasan minutos interminables de pie sobre las escaleras con idéntico resultado.

Tras un breve descanso apareció sobre el escenario Rafael Berrio y su banda. Juntos ejecutaron tal vez la mejor actuación de la noche con una decisión atrevida: hacer un resumen en cuatro temas del álbum más triste y deprimente de la carrera de Lou Reed, el espectacular “Berlin” (1973). Así, fueron desgranando temas como “Lady day”, “Caroline says” y un largo final con “Sad song” que incluyó coros femeninos.

A continuación, llegó uno de los momentos estelares de la noche: la actuación de Hermana Raya banda provisional formada por, entre otros, gente de Atom Rhumba, con nada menos que cuatro percusionistas. Como era de esperar, su sonido fue marcadamente rítmico y rockero.

Como plato final quedaba tal vez el grupo más popular de la noche, los getxotarras We are standard, que adaptaron sus sonidos sintéticos a los temas de Reed. Especialmente celebrada fue su versión de “I’m waiting for my man”, acompañados por Rafael Berrio.

A lo largo de la noche se pudo escuchar algunos de los temas míticos de Lou Reed y Velvet Underground: “White light / White heat”, “All tomorrow’s parties”, “Vicius”… Eso sí, nadie pareció atreverse con “Perfect day” ni “Satelite of love”. El resultado fue una velada más que digna, con momentos muy conseguidos y una perfecta conexión con un público entregado. Un bonito homenaje a un personaje mítico de la historia del rock que nos dejó el pasado octubre a los 71 años.


Lugar: Kafe Antzokia (Bilbao)
Fecha del evento: 10 de enero de 2014
Texto y Fotografías: Andeka

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies