Crónica del concierto de Royal Republic en Bilbao

Los suecos nos visitan para presentar su último. Después el reconocimiento  de su anterior trabajo “Weekend Man” con el que consiguen llegar a más público lanzan “Club Majesty” que no creo que defraude a sus fans. Quien dijo que el rock’nroll no puede llevarte a las pistas de baile y menear el esqueleto a base de bien. Los Royal Republic lo consiguen y de qué manera.

Para abrir la velada tenemos a sus compatriotas Blackout Problems. No les conozco así que les hecho una oída. Pero lo siento, no es lo mío. Pero bueno, en directo se muestran divertidos. Patadas al aire y mucho meneo con bajadas del escenario de su cantante. Y como las guitarras no me dicen nada me fijo en el batería que le pega que no veas.

Cuando salen los Roya Republic el Antzoki presenta una muy buena entrada. Y hay que decir que el grupo sabe meterse a la gente en el bolsillo. Desprenden simpatía y se les ve muy agradecidos por la respuesta de la gente. Así que la gente responde encantada en todo momento porque el grupo les da lo quieren y más. Si la base principal del rock’n’roll es la diversión ellos lo tienen muy claro y su música anima al más pintado. Y las canciones del nuevo disco funcionan a la perfección para conseguirlo. Ya con “Fireman & Dancer” y “Can’t Fight the Disco” tienen a todo el personal entregados y pasándoselo bomba. Buen vacilón se traen en “Make Love Not War” con lo “heys” de la gente y su cantante y guitarra en mano bajándose del escenario y metiéndose entre todo el público. His name is Adam, que nos lo repitió unas cuantas veces y ya no se nos olvida. Pero cuando la temperatura sube de verdad es con sus temas más Hives. Así “Getting Along” y “Underwear” pone a todo el público desatado y acompañando al grupo con sus palmas. Adam nos demuestra lo bien ensayado que tiene el lanzarle la guitarra al pipa desde una buena distancia. Y siguen metiendo la directa con la muy Gluecifer última época que es “Full Steam Spacemachine” haciendo de director de orquesta con la baqueta dirigiendo los heys de la gente. Hacen un magnífico “Like A Lover” que es unos de los puntos álgidos del concierto.

La banda está muy entregada derrochando energía y defendiendo los temas de manera sobresaliente. Su bajista se calza el teclado- guitarra y vacila con el “Jump” de Van Halen y el “Final Countdown” de Europe antes de poner a todo el Antzoki a menearse sin parar con un bestial “Stop Movin’” con sincronización perfecta de los miembros del grupo en sus pases de baile. “Boomerang” es cantada por toda la parroquia. Cae la muy Powersolo “Fortune Favors” que es una gozada antes de poner patas arriba el Antzoki con una tremenda “Walk!” y de nuevo esa sincronización entre los miembros del grupo que le queda de miedo y sobre todo con “Tommy-Gun” con Adam subiendo escaleras arriba con guiño a ACDC y sus compañeros bajando del escenario a tocar entre la gente. Se sube a una chavala del público y le pone la guitarra para que la rasgue mientras él pone los dedos en el mástil. Y a dar botes. La vacila con el besito. Acaban con “Anna-Leigh” pero la gente quiere más y no tardan los oe oe oe oe que la banda pone música cuando salen al escenario. Y dejan a la gente más que satisfecha por que cae  “When I See You Dance with Another” y un demoledor “Baby”. También dan a elegir entre el “old heavy” o el “new heavy”. Iron Maiden  ó Metallica. Ganan los Metallica. Así que versión de estos. Se despiden bajando del escenario y directos a la barra del bar a por unos chupitos con los que brindar con la gente y a ritmo del “Lonely Boy” de los Black Keys ponerse a bailar con todo el público. Fotos, abrazos y lo que quieras.

Adam nos dice que no faltemos la próxima vez que vengan. Con directos así lo tengo marcado desde ya.


Lugar: Kafe Antzokia (Bilbao)
Fecha del Evento: 9 de Noviembre de 2019
Texto: Antonio López
Fotografías: David Mars

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *