Crónica de los conciertos de La Polla Records y El Drogas en el BEC

La Polla Records se vuelven a juntar para celebrar los 40 años de la formación de la banda o porque les da la gana. La cosa me parece bien. Muchos lo hacen claro está. Sacar un disco en plan recopilatorio y montar una gira pues es de lo más normal. Lo que me deja flipado es la que se ha montado. Todo dios les quiere ver. Quien le iba a decir a Evaristo que 17.000 almas dos días seguidos iban a presenciar sus conciertos con toda la parafernalia de los más grandes grupos de rock. Porque si la gira es en recintos de mediano aforo o incluso en Gaztetxes a mí tampoco me hubiese parecido raro. Es un grupo de rock y hoy por hoy el rock no tiene mucho tirón. Pero está claro que sus canciones son la banda sonora de mucha gente que ya no se acerca a un concierto ni aunque le paguen. Pero esta vez han reservado estos días para rememorar viejos tiempos y quedar con los colegas, la familia o con quien sea. Lo que nadie puede decirle a Evaristo es que lo monta porque quiere hacer caja. Él siempre ha estado al pie del cañón y de hecho con los Gatillazo está en su mejor momento. Pero sea como sea la cosa les ha salido redonda y nos alegramos por ello. Claro que sí.

El elegido para abrir la velada es otro viejo rockero. El Drogas no defrauda y nos ofrece un bolazo. Como viejo zorro que es sabe que en una situación como esta no puedes ir a presentar temas nuevos y cosas por el estilo. Así que una muy buena selección de temas de Barricada más alguna más reciente y a salir por la puerta grande. Ya con el BEC muy lleno aparecen en el escenario El Drogas y los suyos. Y no hay que esperar mucho para calentar al personal. Es sonar “Okupación”, “En la silla eléctrica” y “Sofokao” y el BEC es un clamor.  En un recinto tan grande siempre la situación donde te pongas puede influir en como llegue el sonido. Desde donde estoy suena alto y claro. Así que ha dejarse llevar por lo que sigue es de traca. Algo de Txarrena también cae con un “Empujo pa’ki” que es una gozada. Bajan las pulsaciones con “En punto muerto” para volver a agitar al personal de lo lindo con “Bahía de Pasaia” y “Barrio conflictivo” que se la dedican a la peña de Alsasua y es cantada por todo el BEC.  Vuelve la tranquilidad con “Cordones de mimbre” donde se acuerdan de la clínica Josefina Arregui también de Alsasua. Y vuelta a pisar fuerte con “Tentando a la suerte” y “Víctima”. De su repertorio en solitario cae “Come elefantes” y “Peineta y mantilla” bien distribuidas entre los temas de Barricada. Porque todo lo que queda es una fiesta. Suena “La hora del carnaval” y la sorpresa de la noche. La versión de “Aprieta el gatillo” de los Cicatriz. “Animal Caliente” es cantada por todo el BEC que pone la piel de gallina. Cae una enorme “Frío”. Y todavía sube más las pulsaciones con “No hay tregua” donde vuelve sonar el “guerra guerra” que canta la gente. Pero hay que seguir manteniendo la excitación del personal y con “Todos Mirando”, “Oveja negra” y “Azulejo frío” van sobrados. Acaban con “En blanco y negro” que pone todo el BEC de bote en bote y deja al personal más que a gusto como diría El Drogas.

Antes de que saliese La Polla Records el BEC está hasta los topes. Es un espectáculo por si sólo ver el llenazo que hay. Se apagan las luces y en las pantallas gigantes aparece una cruz en llamas que queda la mar de chulo. Hay que aprovechar las tecnologías y no vas a cargar con la cruz. Evaristo entona el empiece de “Salve” y el BEC estalla cuando toda la banda ataca la canción. Ver desde la gradas la reacción de la gente de pista es un puntazo. Y qué decir del concierto. No sólo se limitan al disco recopilatorio sino que repasan todos sus trabajos así que es difícil que alguien se quede sin oír su canción favorita. Y con todo el recinto rendido a sus pies el concierto va sobre ruedas y es disfrutar tema tras tema. La gente se abraza al de al lado aunque no le conozcas y a cantar cada canción. Felicidad es la palabra para definir lo conseguido por el concierto. Y como caen un motón de temas nos centramos en los que más nos llegan pero seguro que si le preguntas a cualquier otro te podría decir otras. Todas las de los dos primeros los recibimos por todo lo alto. “Lucky man for you”, “Nuestra alegre juventud“, “Chica ye ye“, “Los 7 enanitos”, “Delincuencia” ó “Come mierda” a las primeras de cambio nos ponen en una nube. Llega el tema que da título a la gira “Ni descanso, ni paz!” que es otro temazo made in Evaristo. Todo seguido y sin pocas pausas que nos deja sin aliento. Evaristo sigue el ritmo sin problemas. Se le ve contento y por muy punk que seas seguro que le hace feliz la situación. A disfrutar con “Que turututu, ay que tururu “ y “Vuestra maldición“. “Balada inculta“ suena enorme, “Gol en el campo” es un jolgorio, “Hoy vamos a explicar la palabra feo“ siempre te descojona y “Tú alucinas” te pone como una moto. Pero nada comparado a “El congreso de los ratones“ y de seguido “Txus“ donde te dejas las garganta y lo que sea. Un respiro con el grupo parando un momento. Para volver a rematar al personal. Una gozada cantar a pleno pulmón “El avestruz“ con la que no se resiste ni dios. Y la parte final con “Porno en acción”, “Ellos dicen mierda” con todo el BEC entregado y sobre todo un pletórico “No somos nada” que te quita veinte años de encima. Acaban con “Socios a la fuerza” y nos ponen la puntilla con “La solución final”.  En las pantallas aparecen imágenes de todos sus discos y la última un recuerdo a Fernandito. En una par de bises nos dejan entre otras el “Cara al culo“, “La justicia”, “Johnny”, “La llorona” (que bueno) y el final con “Odio a los partidos”.

Nos vamos a gusto y felices. Que más se puede pedir. 


Lugar: BEC (Barakaldo)
Fecha del Evento: 19 de Octubre de 2019
Texto: Antonio López
Fotografías: David Mars

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *