Crónica del concierto de Charley Crockett en el Kafe Antzokia

Charley Crockett nos visita para presentar su nuevo disco recién salido de horno. “The Valley” lo ha titulado y por lo oído no va a defraudar a sus seguidores. El country, el soul y el blues siguen siendo sus guías espirituales. La mejor receta para recuperarse de nada menos que de una operación de corazón. Parece que la cosa ha salido bien y le tenemos en nuestros escenarios lo cual nos alegra de que manera.

El concierto es en la parte de arriba del Antzokia que presenta una buena entrada y con un público con ganas de disfrutar y pasarlo bien apoyando a la banda en todo momento. Y es que Charley nos visita con una banda que le apoya y respalda a la perfección con unos músicos que muestran su buen hacer en todo momento consiguiendo que el concierto se mantenga siempre a muy buen nivel. En una primera parte Charley utiliza su guitarra acústica para hacer un repaso a su último disco. Empieza con “Five More Miles” que a las primeras de cambio ya te produce una gran sensación de bienestar. Algo que consigue que se mantenga durante todo el concierto. En “River of Sorrow” el músico encargado del teclado utiliza el acordeón que le da ese toque fronterizo que nos remite a su Texas natal. Instrumento protagonista en muchos temas y que aporta a las canciones ese punto más fiestero o más íntimo según lo requiera el tema. El mismo músico también se encarga de la trompeta que pone el toque de queda en una enorme “The Race Is On” ó en “Maybelle” que te dan un subidón de los buenos. En esta primera parte caen “That’s How I Got to Memphis” con su guitarrista derritiéndonos con la slice y un “I Wanna Cry” que anima al personal de lo lindo. Disfrutamos del country más clásico con “Excuse Me” y “The Valley” que Charley las borda. Con “Borrowed Time” arranca las palmas del público que está más que predispuesto y nos noquea de verdad con su interpretación de “I Am Not Afraid“ y sobre todo “Jamestown Ferry”.

En la segunda parte del concierto Charley se coloca el banjo y los músicos se colocan alrededor de un micrófono salido de los Sun Studios para hacer una serie de temas que animan al personal que acompañan dando palmas y que el grupo recibe de muy buen agrado. Seguidamente Charley se queda sólo en el escenario y hace dos temas. Uno de ellos es la versión de Ramblin’ Jack Elliott “Diamond Joe” en la que nos pregunta que significa Diamond y presentándola como “Diamante Jose”.

Seguidamente es la banda la que hacen un tema instrumental donde nos muestran sus habilidades con los instrumentos. Y en la última parte ya con Charley en el escenario y guitarra eléctrica en mano atacan “Cry For Me Baby” con Charley bailando y moviendo las caderas y la banda lanzada de verdad. Disfrutamos de “Travelin’ Blues” destacando la aportación del teclista en el tema. Pero nada comparado a “Ain’t Gotta Worry Child” con el acompañamiento del acordeón que hacen del tema una gozada. La vacilona “Lil’ Girl’s Name“ nos pone otra vez a Charley a mover las caderas que contagia a todo el personal. Redondean la faena con grandes interpretaciones de “Lead Me On”, “How Low Can You Go” y “I Ain’t Never” y acabando con “In The Night” dejándonos más que satisfechos. Para el bis nada mejor que su versión de “Let’s Rock” de Art Neville que es pura fiesta. Pero la gente quiere más y ante la insistencia Charley se queda sólo en el escenario y nos regala otro tema que nos manda para casa la mar de contentos.

Acaba de empezar la gira así que amigo si pasa cerca de tu ciudad no te lo pierdas. La música es universal pero que mejor que un americano haciendo música americana.


Lugar: Antzoki (Bizkaia)
Fecha del Evento: 11 de Septiembre de 2019
Texto: Antonio López
Fotografías: David Mars

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *