Crónica de la segunda jornada de Tsunami Xixón 2019

La segunda jornada del Tsunami Xixón la arrancamos con los conciertos gratuitos en la Plaza Mayor donde vimos a las gallegas Agoraphobia y a Peralta mientras nos tomábamos nuestro vermú particular para refrescarnos el contundente calor. Pusieron un puesto de bebida a precios populares que tuvo una gran acogida. Y después de los conciertos tocaba buscar un buen restaurante o sidrería para comer el típico Cachopo, por desgracia o mejor dicho por llegar tarde al restaurante que elegimos se les acabaron el cachopo y nos tuvimos que conformar un cachopin una cata de entremeses que nos dio mucha vitalidad para los conciertos de la tarde.

Arrancamos la tarde con La M.O.D.A, septeto burgalés que mezcla música acústica con acordeón, banjo, mandolina y saxofón, y toma sus influencias del folk, country y blues, aunque con espíritu punk y RN’R. Desde el primer momento hubo química con el publico que les consiguieron contagiar su energía desde la primera escucha y eso es de agradecer. Tienen un repertorio realmente potente, y lo demostraron en el escenario, donde no faltaron canciones como: “Los hijos de Johnny Cash” o “Nómadas”, que hicieron vibrar a todos los presentes. Como Anécdota Gorka de Berri Txarrak canto con ellos «La primavera del invierno».

En el escenario dos nos estrenamos con No Fun At All, estuvimos solo la primera media hora de concierto, pero nos sorprendieron por la contundente fuerza que trasmitían y los pogos que se marcaron el público, fue un non stop constante. Con tiempo para pillar buen sitio volvimos al escenario principal para ver el concierto de la gira de despedida de Berri Txarrak, ultimo concierto en Asturias. Vaya concierto se marcaron el trio de Lekunberri, son de otro planeta, esta en plena forma y eso se nota en sus directos. Se marcaron un brillante concierto, donde no podían faltar temas clásicos como “Ikasten” y “Oihu” que hicieron vibrar más aun a una masa entregada a ellos. Hubo tiempo para versionar el tema “Toro” del El Columpio Asesino y para que David Ruiz, cantante de La M.O.D.A subió al escenario para cantar en euskera “Lemak Aingurak” y lo hizo cojonudamente.

Con Kaiser Chiefs, se notó al principio que mucha gente había salido del recinto o estaría en las zonas de descanso porque se notaba demasiados huecos en las primeras filas, pero la verdad que mejor para disfrutar del concierto de los Leeds, que dieron un concierto de menos a más, donde presentaron su ultimo disco “Duck” que no tiene tanta potencia como sus grandes hits. En la parte final del concierto empezó la tralla a base de canciones como “Ruby” y “I Predict A Riot” que pusieron a saltar al personal.

Con Los Bengala vino el salvajismo al escenario dos, vaya cracks. El dúo maño formado por Borja Téllez (batería y voz) y Guillermo Sinnerman (guitarra y voz), son una de las bandas de rock and roll más estimulantes del momento, no han parado de tocar y de girar desde unos años a pesar de que tienen otros proyectos musicales. Fue un concierto apoteósico donde vimos fuerza, energía, gritos, saltos, salvajismo y sudor, dieron lo mejor de ellos. Para finalizar el festival toco volver escenario principal para ver NOFX. Fue un concierto raro donde la banda liderada por Fat Mike y Eric Melvin ofrecion un concierto con bastantes toques de humor y momentos gamberros que hicieron gran parte del publico se quedó con ganas de más, pero NOFX son y serán un referente.

Fue un festival alucinante que con grandes momentos y un ambientazo envidiable, sin duda es un festival para repetir el próximo año. Nos vemos en el Tsunami Xixón 2020.


Fotografías por David Mars

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *