Crónica de The Legendary Tigerman en el Antzoki

The Legendary Tigerman nos visitan en la presentación de su último disco “Misfit”. Y lo digo en plural porque Paulo Furtado en este último disco abandona el formato de one man band y se ha rodeado de otros músicos para dar forma a su disco más compacto hasta la fecha. Un disco que le tiene que catapultar a la liga de los mejores. Se fue al desierto de Joshua Tree a grabarlo y las canciones surgen de ese viaje.

El concierto es en el Antzoki que presenta una entrada paupérrima. Algo que desmotiva a cualquiera pero  The Legendary Tigerman están por encima de esas cosas y ofrecen uno de los mejores conciertos que uno recuerda en mucho tiempo. La banda funciona como un reloj suizo y Paulo tiene las espaldas bien cubiertas para que despliegue todo su poderío encima del escenario acabando comiéndoselo y derrochando una actitud que hace que todo el público caiga rendido a sus pies. Y por encima de eso están sus canciones. Las de sus último disco no nos sorprenden en cuanto a que ya en el disco suenan poderosas pero las canciones de sus discos anteriores ganan muchos enteros. Y gran culpa de ello lo tiene el saxofón barítono de João Cabrita que empuja y empuja y hace que las canciones se conviertan en grandes bolas de fuego. Han colocado una pantalla gigante en la que se muestran imágenes relacionadas con las canciones. Las de su último disco nos remiten a paisajes desérticos y carreteras sin fin de su viaje por los Estados Unidos. Al principio se te van los ojos a la pantalla más de la cuenta pero llega un momento que el grupo capta toda tu atención tal es lo que sale del escenario. Empiezan comedidos con “Red Sun“ y “The Saddest Girl on Earth“. Imágenes de tías en pelotas y el cruce de caminos para Tigerman en “Naked Blues“. ¿Otro que hizo un pacto con el diablo?. Nos sorprende y nos pega una buena sacudida en “& Then Came The Pain“ y suben la pulsaciones con las demoledoras “I Finally Belong To Someone” y la vacilona “Motorcycle Boy”. Ya nos tienen en el bote. Mucha fuerza e intensidad para “Holy Muse”. Para “The Saddest Thing To Say” tenemos a la voz y en imagen a Lisa Kekaula. Con la banda ya desatada nos ofrecen un “Gone” superlativo con ese duelo entre la guitarra de Paulo y el saxofón de João. Siguen sin bajar el pie del acelerador con “Fix of Rock N’Roll” con la banda entregada a la causa y el público disfrutando y apoyando al grupo en todo momento. Nos relajamos y nos dejamos llevar con “These Boots Are Made for Walkin“ para de nuevo atizarnos de lo lindo en “Dance Craze“ con un Tigerman sacando napalm de su guitarra.

Para el bis deja “21st Century Rock ‘N’ Roll“ en la que la banda va a por todas y al grito de “Rock ‘N’ Roll“ consigue que todo el público arrope a la banda y con Paulo bajando del escenario y cantando entre la gente.

Se despiden y se les ve satisfechos. Los asistentes seguro que sí. Está claro quien salva el rock’n’roll. Gente como The Legendary Tigerman ofreciendo conciertos como este cada noche. Amigo, no te quedes en casa la próxima vez. Tu salud te lo agradecerá.


Lugar: Kafe Antzokia (Bilbao)
Fecha del Evento: 16 de Mayo de 2019
Texto: Antonio López
Fotografías: Lorenzo Pascual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *