Crónica del concierto de Tail Dragger en la sala Azkena

La revista Solo Blues sigue celebrando a lo grande su 30 aniversario y bien contentos estamos los aficionados bilbaínos de que la capital del mundo sea una de las paradas de la gira que están haciendo con artistas y estilos de lo más variado. El pasado jueves 14 de abril tocó catar, en la Sala Azkena, las excelencias del blues de Chicago a cargo de una de las figuras que quedan de los años de gloria. Tail Dragger paseó achacoso su espigada figura, taladrándonos con vozarrón y mostrando una actitud y un respeto a su labor encomiables.

Durante hora y media aproximadamente Tail cantó solvente, bailó entre el público y nos contó, simpático, anécdotas que desembocaban en canciones (mi inglés da para lo que da y no me atrevo a transcribir lo que creí entender, ya que igual lo hice al revés). Avejentado para su edad (78 años), subió al escenario renqueante para sentarse en la silla que lo dominaba pero enseguida se levantó y, con dificultad, paseó su larga figura entre un respetable, primero respetuoso (no pocas eran las manos que le ofrecían para ayudarle a bajar), y después exaltado ante el torbellino sónico que emanaba de sus cuerdas vocales. Apoyado por una banda estática pero solvente en la envoltura de la voz de la estrella, Tail Dragger no salió de Chicago percutiendo en el boogie, acercándose a su maestro Howlin’ Wolf y cosechando vítores y aplausos en sus temas chicagüenses más canónicos, marcando la cima del concierto con un blues con Jay Bee a la slide (era el bajista). Incansable, se hartó a cantar entre el público, se acercó a las féminas y las invitó a bailar, bromeó sobre su calvicie invitando a un espectador que no se achantó y, ya cansado (se le notaba la falta de resuello) finiquitó el concierto.

Un buen bolo que nos hace estar expectantes ante la nueva cita del 2 de mayo, esta vez con Lil’ Jimmy Reed.


Lugar: Sala Azkena (Bilbao)
Fecha del Evento: 14 de Marzo de 2019
Texto y fotografías: Lorenzo Pascual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *