Crónica de los conciertos de Pájaro y Hendrik Rover y los Míticos GT’s en Bilbao

En el Crazy Horse han preparado una gran velada con dos “promesas” del rock’n’roll de este país. Seguro que hay gente que no les conoce así que no nos echemos las manos a la cabeza. Pájaro se presenta acompañado por Raúl Fernández a la guitarra. Y con este formato dan un repaso a su cancionero que le dan una prespectiva diferente a lo que supone tocarlas con toda la banda. Y por lo visto no pierden nada de su encanto y se disfrutan me atrevería a decir incluso más. Y al tocarlas de esta manera tenemos la posibilidad de apreciar mucho más de lo gran guitarrista que es Pájaro. Cuando toca con toda la banda esa labor queda para sus compañeros y él se limita a acompañar las canciones pero de esta manera es él el que aporta y hace que las canciones tengan un sabor especial. Raul es el complemento ideal poniendo todos los detalles que hacen que las canciones brillen y consiguiendo que no falte nada para poder hacer que todo fluya de manera magistral. Y si a eso le sumas el salero de Pájaro para divertir al personal con sus salidas pues nos deja a todos encantados. De entrada nos dice que no va hablar mucho pero al segundo whisky ya no hay quien le pare, Las risas están aseguradas. Se hacen “El Pudridero” y un “Sagrario y Sacramento” que es de los que cortan la respiración. No falta su faceta de canción italiana con “Guarda Che Luna”, “Viene Con Mei” o “Perche” que en este formato destacan sobremanera. Vacila con el pasar del gordito de Pavarotti al otro gordito de Memphis y nos hace un rock’n’roll que alegra a cualquiera. Lo de gordito lo dice de manera entrañable ya que son sus amigos. Cae una soberbia “Lágrimas de plata” y nos deslumbra con la vacilona “Danza de Fuego” haciendo de las suyas a la guitarra. Disfrutamos de “Luces Rojas” que es una gozada. De “Los callados” nos dice que es un tema que le gusta mucho a él pero que otros le dicen que no tanto. Terminan con “Tres pasos al Cielo” con la gente acompañando el tema y con la que nos lo pasamos bomba y ponen la guinda con “A galopar” para cerrar un gran concierto.


A Hendrik no le pidas que le dé a le sin hueso. Ya lo deja claro al empezar. Que después de Pájaro ya no hay nada de qué hablar. Eso sí, a la guitarra es otro cantar. Es otro músico que verle tocar es como estar asistiendo a una clase de guitarra. Empieza metiendo meneo al repertorio con temas que invitan a mover el esqueleto. Caen ”Tatuaje”, “Cien por cien”, “Rodar” ó “Déjalo” que animan al personal y se mete a la gente en el bote sin problemas. Baja un poco las pulsaciones con “El Mañana“ para animar otra vez el cotarro con el instrumental “Hallertau Hop”. Sus compañeros Goyo y Toño le secundan a la perfección y así Hendrik puede mostrar toda su destreza a la guitarra. Se acuerdan de uno de sus grupos favoritos. Se hacen dos temas de los NRBQ. Uno de ellos no reconozco y el otro es “Howard Johnson’s Got His Ho-Jo Working”. Se acuerdan de Los Del Tonos con “Caviar”. Cae “Casa Abandonada” con Hendrik magistral a la guitarra y seguir con otro tema que canta en inglés y que es tela marinera con Hendrik bordando su actuación a la guitarra. Disfrutamos de una soberbia “Cambio de Aires” y se nos van los pies con “El Desierto”. Va enfilando la recta final con “Las Muchachas” para acabar con “Loco de atar”y “(El último clavo en mi) Ataúd” que nos dejan con ganas de más, Para los bises se hacen el “Round and Round” de Chuck Berry para despedirse con ““Uh Las Vegas” y dejar al personal más que satisfechos.


Lugar: Crazy Horse (Bilbao)
Fecha del Evento: 21 de Diciembre de 2018
Texto: Antonio López
Fotos: Lorenzo Pascual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *