Los Godfathers. El amor y odio no se televisa

Nueva visita de los Godfathers. Parece que Bilbao se ha convertido en una plaza fuerte para ellos y no faltan a su cita. Lo digo por la respuesta de la gente  que hacen que la Azkena presente una buena entrada. Y eso que tenemos el circo de la MTV que inunda todo Bizkaia y en el Antzoki otro bolo que por lo que vi también presentaba un entradón por las colas que había. Así que a pesar de la competencia Peter Coyne y los suyos también logran movilizar al personal. Siguen presentando “A Big Bad Beautiful Noise“ que nos sorprendio a todos por el gran nivel que mostraba el grupo.

Así que si a las canciones del último disco que toca presentar le añades sus clásicos inmortales nada puede fallar. Y además tenemos a un Peter Coyne motivado y encantado por la respuesta de la gente y una banda engrasada y demoledora a la hora de afrontar los temas se cierra el círculo perfecto para redondear la jugada. Peter Coyne a pesar del paso del tiempo sigue cantando como Johnny Rotten y se deja la garganta como si no hubiese mañana. La guitarras de Steve Cristall y Mauro Venegas son incisivas y te vuelan la cabeza sin miramientos. Y la base rítmica formada por Tim James a la batería y Darren Birch al bajo mantiene el pulso en todo momento. Los Godfathers son la banda perfecta para un sábado por la noche. Los temas de su último disco funcionan de maravilla y hacen que el bolo no baje el pistón en ningún momento. Caen pildorazos como “A Big Bad Beautiful Noise“, “Till My Heart Stops Beating“, “Let’s Get Higher” ó “Defibrillator” que no dejan títere con cabeza y los Godfathers las defienden dándolo todo. También hay tiempo para perlas como la molona “One Good Reason”. Pero nada comparado a el subidón que produce escuchar “Cause I Said So“ ó “If I Only Had Time“. Tampoco falta “Obsession“ con sus “No No No” que te fulminan, la enorme “Walking Talking Johnny Cash Blues“. Se hace caras B’s como “Miss That Girl” ó “Just Because You’re Not Paranoid” para deleite del personal. Para la recta  final “When Am I Coming Down”  con un Steve Cristall que saca todo el jugo a la canción para rematarnos con una fulminante “This Damn Nation”. No se dejan “She Gives Me Love” que la gente disfruta de lo lindo acompañando en todo momento a la banda y rematar la faena con “I Want Everything” que te deja más que saciado. Para los bises no se andan por las ramas y van al grano con toda la maquinaria a pleno rendimiento. Un pletórico “I’m Unsatisfied“ le sigue la ramonera “I Can’t Sleep Tonight“ y poner la puntilla con la coreada “Birth, School, Work, Death“ con todo el personal acompañando la canción puño en alto. Y para despedirse nada mejor que montar el pollo con un “Blitzkrieg Bop“ que todo dios recibe encantado.

Sólo esperar que sigan viniendo porque no fallan nunca. Si hay que poner un pero sería el no haber tocado “Love Is Dead”. Un pecado que es difícil de perdonar. Eso si “Fuck Muse”. Claro que sí.


Lugar: Azkena (Bilbao)
Fecha del Evento: 03 de Noviembre de 2018
Texto: Antonio López

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *