Nueva leccion de clase de Alejandro Escovedo

Alejandro Escovedo acaba de sacar disco el mes pasado y ya lo tenemos en nuestros escenarios. “The Crossing” lo ha titulado y le acompaña el grupo Don Antonio en la grabación cosa de los más normal siendo el grupo que le cubre las espaldas durante la gira del año anterior y en la de este año. También le echan una mano figuras de la talla de Wayne Kramer, James Williamson, Peter Perrett y John Perry de los Only Ones ó Willy Vlautyn de Richmond Fontaine. Y como nos tiene acostumbrados las canciones no bajan del notable alto. Vamos, una gozada. Está claro que Trump no es santo de su devoción, en alguna ocasión ha dicho que nunca ha odiado a nadie pero el Trump saca lo peor de cualquiera y ese sentimiento aflora con este personaje. Así que la situación actual le inspira para cantar sobre el racismo y el trato a los inmigrantes en los USA.

Te choca que el concierto sea en la parte de arriba de Antzoki. La otra vez fue abajo y la entrada me suena que no fue mala. Al final los promotores saben lo que se hacen y la entrada cumple para hacerlo arriba. Todos más juntos lo que hace que le dé más ambiente al concierto. Durante la actuación de Don Antonio alguien del público comenta que la próxima vez abajo y Don Antonio le dice que bien pero que a él le gusta más el ambiente que se crea al tener al público más cerca. Cosa en la que todos estamos de acuerdo pero lo que pasa es que queremos que Alejandro reviente la taquilla porque se lo merece.

Primero aparecen Don Antonio y nos vuelven a mostrar lo buenos músicos que son con su propuesta musical. Canciones que remiten a la situación geográfica de su Italia natal influenciada por el mar mediterráneo que lo rodea y la cercanía tanto de África como de Asia. Temas muy de banda sonora de película donde se acuerdan tanto de la costa Siciliana como de la costa Adriática. Ellos lo llaman música romántica. Acaban moviendo el esqueleto con un twist muy vacilón y Don Mariano dejando su clase a la guitarra en todo momento.

Un concierto de Alejandro Escovedo con nuevo disco bajo el brazo nunca te va a defraudar. Lo que para otros artistas con una larga trayectoria sólo es un pretexto para salir de gira. Pero por favor tócame los clásicos, con Alejandro no pasa. Las canciones nuevas funcionan de maravilla y el concierto se mantiene siempre vivo y en el que no desconectas en ningún momento. Y lo dicho, hay están “Outlaw for You“, “Waiting for Me”, “Something Blue”, “Teenage Luggage”, “Fury & Fire” ó “Texas Is My Mother”, Una representación magnifica de su último trabajo donde se recoge la esencia de este artista. Rock de raíces si faltarle el impulso punk que le da el vigor necesario para levantar a un muerto y que la edad no sea un impedimento para amuermarte. Suena una tremenda “Beauty of Your Smile“ y pone el punto álgido del concierto con una interpretación de “Castanets“ que nos vuela la cabeza y saca las palmas del público para acompañar la canción. Se ve que la banda se acopla perfectamente a lo que Alejandro necesita y con Don Antonio se entiende a las mil maravillas. Sólo con mirarse ya saben que quieren en cada momento.  También hay momentos para el sosiego, como con el empiece con “Wave” y la gozada de “Sensitive Boys“ que se la dedica a su hermano Javier acordándose de los Zeros con un saxofón que nos deja sin respiración. Pero Alejandro sabe que hay que animar al público y nada mejor que acabar con “Always a Friend“ que nos presenta en castellano con “Amigos para siempre”, donde la gente disfruta de lo lindo y nos da a conocer a la banda vacilando con ellos. El batería es el “Chulo”, le hace cantar al bajista y de Don Antonio dice que es el maestro y el “puto amo”. Acaba arrollador despojándose de la guitarra y con la versión de “Rock & Roll” de Lou Reed que pone a todo el personal entregado y acompañándole en todo momento.

Para los bises interpreta una emotiva “Sister Lost Soul” para volver a subir las pulsaciones con la tormenta perfecta que se prepara con el “Like A Hurricane” de Neil Young con la banda a tumba abierta y un Don Antonio haciendo de las suyas y Alejandro demostrando que también sabe sacar chispas a su guitarra.

Sólo esperar que no tarde en volver y que si no te has enterado las próxima vez no faltes.


Lugar: Kafe Antzokia (Bilbao)
Fecha del Evento: 17 de Octubre de 2018
Texto: Antonio López

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *