Monster Magnet presentaron su ultimo disco en la sala Santana 27 de Bilbao

Los Monster Magnet aterrizan en Bilbao en la gira de presentación de su último disco “Mindfucker”. Y la verdad que había perdido la pista de sus últimos lanzamientos pero le doy una escucha a su último disco. Y me encuentro con un discazo de rock-duro, con cierto toque garajero incluso y que te entra como un tiro. Hace poco leía una entrevista a Dave Wyndorf que decía que no le importaba tener hits pues en este disco los hay uno tras otro.

El concierto es en la sala Santana 27 que presenta una buena entrada cuando aparecen los Monster Magnet en el escenario. Antes tenemos a los vitorianos Arenna. Grupo que sabe muy bien el terreno que pisa y su Stoner-Rock-Psicodélico no deja indiferente a la gente amante de este género. Se muestran compactos y contundentes y aunque a veces este tipo de sonidos se me hace un poco pesado en el sentido de irse por los cerros de Hueva en ciertos momentos. Los Arenna ofrecen un concierto que se disfruta y va calentando motores.


Los siguientes en aparecer son los holandeses ¡Pendej0!. Estos sí que son Stoner-Rock a secas pero con el añadido de la trompeta de su cantante El Patuso y el trombón de otro compañero que le da un toque mariachi y le hace más divertido. A veces te parece “El Sevilla” en el tono que pone al cantar las canciones y bueno en las letras de las mismas. Temas como “Uñero“, “Juanita”, “Amor y Pereza”, “Camarón” ó “Arrecho vengo” nos hacen pasar un buen rato.

Se nota que él último disco de los Monster Magnet no es mero trámite. Se tocan una cuantas y funciona de maravilla. Apuntalan sus temas emblemáticos y consiguen que el concierto no decaiga en ningún momento. Y es que la verdad que son temas para tocar en directo. Nada de paranoias y al grano que consiguen que te pasen por encima como un ciclón. A mí se me pasa el bolo en un plis plas, pero de los que te sacian por la selección de temas y la buena ejecución de los mismos. Con dos killer guitar como son Phil Caivano y Garrett Sweeny y una base rítmica poderosa la que conforman Bob Pantella a la batería y Chris Kosnik al bajo dejaron a las claras que son de las mejores propuestas que te puedes encontrar encima de un escenario. Empezaron invitándonos a su viaje con “Dopes to Infinity“ para despertarte de un sopapo con “Rocket Frea”, “Soul” y “Mindfucker” del tirón. Con un Dave Wyndorf muy enchufado y con ganas de pasarlo bien y que la gente responda nos ponen en órbita con una demoledora “Radiation Day“ y sin olvidarse ese punto psicodélico con “Look to Your Orb for the Warning “. Pero lo justo porque con “When the Hammer Comes Down“ nos sacuden de lo lindo y nuestras cervicales sufren lo suyo. Se hacen un “Negasonic Teenage Warhead“ bestial para acabar con “Space Lord“ que es recibido por todo lo alto por la parroquia al que le cambia el Mother por Motherfucker por los tiempos que corren. Se van y te quedas con cara de “ya ha acabado?”.

Para los bises disfrutamos de “Ejection“ de su último disco y un “End of Time” pletórico para acabar con “Powertrip“ y volver a animar a la audiencia que responde a las primeras de cambio con su “I’m never gonna work another day in my life”.

Dave Wyndorf no querrá trabajar más en su vida pero encima del escenario se lo curra a base de bien. A sus 62 tacos todavía le queda mucha cuerda y con discos y conciertos como este lo deja bien a las claras.


Lugar: Santana 27 (Bilbao)
Fecha del Evento: 11 de Mayo de 2018
Texto: Antonio López
Fotografías: Txema De La Cruz (Metal Rock Santana 27)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *