Yo quiero ser un Peawees

Porque si tíos. Grupos como los Peawees son los que crean afición y mantienen viva la llama del Rock and Roll. Y la clave parece fácil pero no lo es. Buenas canciones. Y los Peawees tienen para regalar. Ese toque rock 50’s con la energía del punk les queda de miedo. Hace años sacaron el recopilatorio “20 Years And You Still Don’t Know Me“ que si no sé si era una despedida o una bienvenida. Pero ahora entregan un single de adelanto a lo que será su nuevo disco tal como nos anunció Herve Peroncini durante el bolo.

El concierto es en la sala Satélite T de Bilbao que presenta una entrada discreta. Pero los italianos no se cortan y ofrecen un conciertazo que no creo que defraudará a nadie. El grupo lo forman el citado anteriormente y alma mater del grupo a las voces y la guitarra al que le acompañan Fabio Clemente al bajo, Carlo Landini a la otra guitarra y Tommy Gonzalez a la batería. Se han traído para la ocasión otro músico que se encarga del teclado. Nos hacen despegar a las primeras de cambio con esa llamada al desenfreno que es “Road To Rock’N’Roll “ y a partir de ahí ni un minuto de descanso. La banda está más que engrasada y funciona como un reloj suizo. Se les ve motivados y defendiendo los temas con muchas ganas como constatan los “wohh” de Peroncini al acabar los temas. Difícil no salir por la puerta grande con canciones como “Need a Reason “, “Memories Are Gone” ó la verión de Gene Vicent de “Say Mama” que levanta a un muerto. Frenética. No bajan el pistón y siguen pisando el acelerador de lo lindo con “Ready To Go” y “Wild About You”. También presentan su nuevo tema “Stranger” que funciona de maravilla entre pildorazos como “’Cause You Don’t Know Me“, “Bleeding For You“, “Need a Reason” y ya te subes por la paredes con “Dead End City”. Atacan “Food for My Soul” con Peroncini tocando fuera del escenario y paseo hasta la barra con chupito incluido para remojar el gaznate, el teclado sonando tal Jerry Lee Lewis y el bajista haciendo equilibrios en la barandilla que separa el escenario del público. Y con el concierto en su punto álgido nos rematan de qué manera con “Don’t Knock at My Door“ y sobre todo un “By My Side” que te pone fuera de sí. Para bajar las pulsaciones se hacen una comedida “In My Heart Tonight” para volver el despiporre con el “Da Doo Ron Ron” de The Crystals que la conoce todo cristo y todos a corear el tema. También se hacen el “Palisades Park” de Freddie Cannon que muchos conocemos más por la versión que hicieron los Ramones. También se hacen algún tema nuevo que va como un cañón como “Walking Though My Hell“ y con la que acaban el concierto “Cristine”. Se despiden con la versión de Dion “Runaround Sue“ y un Peroncini casi sin aire.

Esperando la edición de su nuevo disco y que vuelvan pronto. Y la próxima no te los pierdas punk-rocker despistado.


Lugar: Satélite T (Bilbao)
Fecha del Evento: 28 de Abril de 2018
Texto: Antonio López

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *