Pájaro Presentó su ultimo trabajo «Gran Poder» en Satélite T

Pájaro se presenta en Bilbao con nuevo disco bajo el brazo que lo han titulado “Gran Poder”. Dentro de una gran portada de Álvaro P-FF nos encontramos spaguetti-western, rock, blues, surf, tangos,..que apuntala una trilogía y lo sitúa a la cabeza del rock en castellano. El lugar elegido es la sala Satelite T que presenta una buena entrada. Y como es habitual Andres Herrera se muestra cercano con la gente y muy dicharachero durante todo el bolo. Tanto es así que él mismo se tiene que cortar de hablar porque sino no acaban el concierto en toda la noche. Pero es que el tío contagia su gracia y seguro que la gente encantada de oír sus historias. Y como él dice, a sus 55 años se lo ha pasado en grande y espera seguir pasándoselo bomba otros 55 años más. Y así todo el concierto. Con sus salidas y siempre con respuesta a cualquier cosa que le diga la gente. El tío muy a gusto de tocar por estos lares y ya vendría más a menudo sino sería por la distancia con su tierra natal. Y la banda también se contagia del salero de Pájaro y todos con la sonrisa en la boca tocando de manera magistral trasladando la música del disco al directo y elevándola a la enésima potencia.

Al bajo tenemos a Ricky Candela, bajista de Los Labios y amigo de la banda, que vino con ellos porque el bajista habitual Pepe Frías estaba de gira con El Canijo De Jerez, de quien es también bajista. El concierto trascurre como si fuera la banda sonora de una película. Ese empiece con “Corre chacal, corre” anuncia la llegada de una banda de forajidos que llegan a un pueblo perdido para cumplir una misión. Y antes toca remojar el gaznate y desempolvar la botas a ritmo de “Lágrimas de plata” que presagia la tormenta. Antes se acuerda de las madres de los que van a palmar con “Rayo mortal” para acabar a sangre y fuego con todo el poblado y “Sagrario y Sacramento” sea el acompañamiento perfecto e ideal para el desenlace de la trama. Siendo Raúl Fernández el más diestro apretando el gatillo y mostrándose soberbio a la guitarra complementado a la perfección por Paco La mato a la otra guitarra, el torbellino de Antonio Lamas a la batería y el sonido de la trompeta de Ángel Sánchez que llena todas la canciones dándolas el empuje necesario. Y Pájaro no sólo es la voz cantante porque a la guitarra se muestra muy fino y manteniendo el pulso en todo momento con sus compañeros de instrumento. Y por último el paso de los años hace que la gente del lugar se acuerde de ese episodio siendo “Los callados” la manera de recordarlo. Vaya película que me he montado.

Pero no nos vamos a poner tan trascendentes y también le dan al rock y nos hacen mover la caderas con “Tres Pasos Al Cielo” de Eddie Cochran con un final de guitarras que echan fuego. O se acuerdan de Elvis en “Bajo el Sol de Media Noche” del que dice el plan vacilón que es un poco mariquita pero que cuando canta “Love Me Terder” madre mía. También nos muestra lo bien que se desenvuelve con la canción italiana siendo “Perché” un claro ejemplo. Vuelve la tormenta con “Luces Rojas” y ese final con el grupo volviendo a dejarnos sin aliento de lo que sale del escenario. Ya con el público más que en el bolsillo rematan la faena con enormes interpretaciones de “Yo fui Johnny Thunder”, el psycobilly de “El tabernario” para acabar surfeando de lo lindo con “Costa Ballena”.

Para los bises nos vuelven a hipnotizar con “Apocalipsis” y su sonido de trompeta para de seguido meter la directa y volver el desenfreno con “TLP” y la banda lanzada de nuevo. Acaban con “A galopar” de Paco Ibánez con la que consiguen que toda la gente cante y no pare de corear la canción acompañando al grupo.
Nos vamos encantados y visto lo visto no creo que tarden mucho en volver. Os esperamos con los brazos abiertos.


Lugar: Satelite T (Bilbao)
Fecha del Evento: 20 de Abril de 2018
Texto: Antonio López

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *