José Ignacio Lapido. Miénteme y di que me quieres

WOP Special Nights sigue su andadura y en está ocasión nos traen a José Ignacio Lapido a la sala BBK. Nunca defraudan a la hora de elegir los artistas para sus conciertos. Lapido tiene nuevo disco bajo el brazo que ha titulado “El Alma Dormida”. No vas a encontrar sorpresas en el sentido de giros a su carrera musical que ni falta le hace pero si grandes canciones marca de la casa. Disfrute asegurado que logran el objetivo que tiene que tener la música cuando acabas de oír el disco: sensación de satisfacción y dejarte el cuerpo y la mente muy a gusto. No siempre es fácil de obtenerlo y Lapido disco a disco lo hace.

Con una entrada más que aceptable Lapido y su banda durante dos horas interpreto el nuevo material y repaso títulos de toda su carrera en solitario. Esta vez no hubo concesiones a 091. Ya hubo tiempo de verles el año pasado así que toca pasar página. Y Lapido nunca saca un disco como excusa para salir de gira. Hace un buen repaso al mismo y todas funcionan de maravilla. Con su banda de siempre que le respalda a la perfección. Un lujo de músicos que aportan su buen hacer para que las canciones sean las verdaderas protagonistas y que en directo las hacen más grandes si cabe. Con Raúl Bernal a los teclados, Jacinto Ríos al bajo, Popi González a la batería y Víctor Sánchez a la guitarra. Empiezan contenidos con un tema con toque psicodélico como es “Pajaros” para ir cayendo piezas de su último trabajo donde destaca “Nuestro trabajo“, “Dinosaurios” ó “Como si fuera verdad “ y el personal celebra sobre todo “¡Cuidado!”. Entre medias disfrutamos de una soberbia “Luz de ciudades en llamas” y una adictiva “Lo creas o no” con un Victor pletórico ya a la guitarra. Y para guitarras afiladas, con Lapido y Victor desdoblándose en su tarea, caen “Noticias del infierno“ y de seguido “Lo que llega y se nos va” para a continuación acariciarte con una cuchilla de afeitar en “Algo me aleja de ti” que corta la respiración. Y por los tiempos que vivimos en cualquier momento una canción puede ser premonitoria de cualquier suceso. Cosa que nos describe a la perfección “La versión oficial” y que Lapido nos remite a el tema del Master-Chanchulllo de la Cifuentes. Y para la recta final vuelven a pisar el acelerador y poner el punto álgido con “La antesala del dolor” y una memorable “El Dios de la luz eléctrica” que consiguen ponerte la piel de gallina y dejarte más que saciado.

Después de ese final me quedo tan a gusto que me parece que es difícil que me pueda volver a enganchar al concierto. Es que no sé qué tiene “El Dios de la luz eléctrica” pero te fulmina. Pero la banda vuelve por dos veces y consiguen darnos la estocada. Es que con temas como “Cuando el ángel decida volver” ó “La hora de los lamentos” no hay quien se resista. Y saben acabar como debe ser. Nada de un tema para mandarnos a casa en plan de bajón sino dando cera de la buena y la banda la sensación de disfrutar de verdad. “Cuando por fin” es la causa.

Una suerte poder disfrutar de Lapido y su banda. De Lapido no esperes sermones. Sus canciones hablan por él. Vuelve pronto.


Lugar: Sala BBK (Bilbao)
Fecha del Evento: 7 de Abril de 2018
Texto: Antonio López
Fotografías: David Mars

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *