Danny And The Champions Of The World. El Soul es la respuesta

Nuestros soul-rockers preferidos nos visitan de nuevo. Danny y sus Txapeldunes cuelgan el cartel de no hay entradas en el Antzoki. El concierto es en la parte de arriba así que para la próxima habrá que ir pensando ampliar aforo y bajar al escenario principal. Se lo merecen. Claro que sí. Presentan su nuevo disco “Brilliant Light” y como nos tienen acostumbrados no falla y no encontramos con composiciones que no bajan del notable en ningún momento.

Y para que quede claro que no es un disco de mero trámite se tocan una amplia selección del mismo y las canciones funcionan de maravilla y la gente las recibe encantada de la vida. Siempre se va a quedar algún tema preferido y que te parece que no pude faltar pero al final consiguen que no las eches en falta.  Empiezan hipnóticos con “Let the Water Wash Over You (Don’t You Know)” para seguidamente conseguir que un escalofrío recorra tu espina dorsal  con esas canciones que producen sensaciones tan placenteras y activan todos tus sentidos. “Consider Me” esa la culpable. Y a partir de aquí unas tras otra con una banda defendiéndolas  de manera magistral y consiguiendo contagiar esa voluntad al público que se muestra agradecido y las ovaciones son unánimes después de cada tema. Es difícil destacar que canciones sobresalen más que otras porque a ver quién se resiste a “Never In The Moment”, “This Is Not a Love Song” ó “Stay True”. Pero es que con “Waiting For The Right Time” nos dejan exhaustos ante la interpretación que hacen del tema. La banda se muestra encantada con la respuesta del público intentado interaccionar con el mismo aunque sea con las dos frases que se ha aprendido Danny “Muchas gracias” y “Que tal tíos”.  Y qué decir de “Coley Point”. Impresionante despliegue guitarrero con la banda lanzada de verdad y final memorable.  Enlazan con una intensa “Brothers in the Night” para seguido llenarnos de felicidad con la festiva “Every Beat of My Heart” que nos sacude de lo lindo y donde la comunión con el grupo por parte del público es total. Surge un problema con la caja de la batería y tienen que cambiar el orden programado de las canciones.  Mientras lo arregla el batera deciden hacer “Swift Street” para dar tiempo a este a que pueda entrar en la canción cuando ya está arreglada. Vuelven a meter la marcha larga con “Gotta Get Things Right in My Life” para dejarnos KO con una maravillosa “You’ll Remember Me” con Danny cantando tal Otis Reading. Van enfilando la recta final y con la gente comiendo en su mano nos dan la estoca de gracia con “Clear Water” y “(Never Stop Building) That Old Space Rocket” que son recibidas por todo lo alto con toda la gente acompañando al grupo cantando y arrancando las palmas continuamente.

Para el bis se hacen “Restless Feet” que hace que suba la temperatura aún más con el grupo entregado en cuerpo y alma y haciendo que la gente vuelva a acompañar a Danny durante la canción. No hay tiempo para más. Podían haber seguido una hora más y haber quien protesta. Contando los días para que vuelan otra vez.


Lugar: Kafe Antzokia (Bilbao)
Fecha del Evento: 9 de Marzo de 2018
Texto: Antonio López

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *