Dosis de Estricnina con los Sonics

Nueva visita de los Sonics a Bilbao. Nunca hay que buscar una excusa para que estén de gira, como un disco nuevo. Sólo con poder disfrutar de esos temas invencibles ya es suficiente. Y al Cesar lo que es del Cesar y ellos inventaron el garaje y el punk así que toca rendir pleitesía y reconocerlo como es debido. En la banda sólo queda como miembro original el saxofonista Rob Lind que se ha sabido rodear de la gente apropiada para que la leyenda este a la altura. Gente que ya lleva unos años como Freddie Dennis al bajo y Dusty Watson a la batería. Y para los que ya no están los sustitutos son Evan Foster de los Boss Martians a la guitarra y Jake Cavaliere de los Lords of Altamont a las teclas.

El concierto es en la sala Stage Alive. Y según llegas te encuentras colas para entrar. Y es que la sala está hasta los topes. Gente de todas las edades con gran ambiente y ganas de pasarlo bien. Cosa difícil de no conseguir con semejante lista de canciones y una banda que está por la labor y defendiendo las canciones en cuerpo y alma. A las primeras de cambio ya nos sacuden de lo lindo con “Cinderella”. Hay que ir ajustando el sonido y que ese saxofón se oiga como dios manda. No tardan mucho en coseguirlo y ya lo tenemos sonando a pleno pulmón en “Shot Down”. La elección de versiones están  a la altura de las originales y con las que es difícil no conectar y disfrutar como un enano. Ese “C’mon Everybody” de Eddie Cochran con Rob LInd pidiendo a la gente que la corease en todo momento. Clásicos como “Lucille” de Little Richard y sobre todo un “Louie Louie” de Richard Berry con un Evan Foste metiendo cera y ofreciéndonos una versión demoledora de la misma. Se hacen “Please Get Back in the Car” de The Lords of Altamont con la que pone a todo el personal a acompañar al grupo con su “heys”. A ver quién se resiste a temazos como “Money (That’s What I Want)” de Barrett Strong y el “Keep a Knockin’” de Little Richards. Todas manteniendo la esencia original pero con el toque Sonics que las hace más salvajes si cabe. Algún tema de su último disco “This is the Sonics” como “Sugaree” ó “Be a Woman” que funcionan de maravilla pero claro nada comparado a “Have Love, Will Travel” que aunque sea de Richard Berry todo dios la reconoce casi como propia, un “Boss Hoss” que nos fulmina con ese saxofón metralleta funcionando a pleno rendimiento. La banda se va alternando a las voces y así  Rob Lind se encarga de “You’ve Got Your Head on Backwards“ y “I’m Going Home” donde también nos demuestra su sabiduría a la armónica. Redondean la jugada con pepinazos como “He’s Waitin’“ ó el “Dirty Robber” de The Wailerse para acabar de llevarnos al séptimo cielo con “Psycho“ a la que no se puede resistir ni el amigo Pelo Churro aunque vaya con muleta.

Para los bises todavía tienen más balas en la recamara y después de “I Don’t Need No Doctor” de un tal Ray Charles que nos pasa por encima como un ciclón ponen la sala de bote en bote con “Strychnine” y rematarnos con “The Witch”. Vaya final. Se despiden encantados por la respuesta de la gente y creo entender a Rob Lind como que están preparando disco nuevo y los tendremos de vuelta no tardando mucho. Os esperamos con los brazos abiertos.


Lugar: Stage live (Bilbao)
Fecha del Evento: 23 de Febrero de 2018
Texto: Antonio López

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *