Crítica de ‘Handia’ (Aitor Arregui, Jon Garaño)

Ambientado en el siglo XIX, este bello relato nos habla de la historia de Joaquín Eleizegui, también conocido como “El gigante de Altzo”. Joaquín, nacido en 1818 en Altzo (Guipúzcoa) fue según la documentación de la época, una de las personas más altas de toda Europa. Afectado por una enfermedad conocida como acromegalia, llegó a medir 2,30 metros de altura.

La poética historia que nos muestran los directores de Loreak, está narrada desde el punto de vista de su hermano mayor Martín, el cual tras combatir en la primera guerra carlista regresa al caserío de su padre y comprueba que su hermano ha crecido más de lo normal. Empujados por la precaria situación económica de la familia, se verán obligados a iniciar un periplo por toda Europa para mostrar a Joaquín como una criatura grotesca y fantástica.

Esta fábula bizarra y bella con regusto a Lynch, consigue dejar un regusto agradable en las pupilas. Parsimoniosa y entretenida a partes iguales.


Texto: Inés Arqued

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *