Los Planetas, la perfecta síntesis entre recuerdos y presente

Después de siete años sin editar nuevo material discográfico salvo el EP “Dobles fatigas” (2015), Los Planetas publicaron a comienzos de la pasada primavera “Zona temporalmente autónoma”, obra que sintetiza de manera ejemplar las diferentes facetas del conjunto granadino. Un trabajo muy esperado y que ha venido seguido por una de las giras más completas que han realizado durante el último lustro.

La parada en Bilbao fue en un Kafe Antzokia con las entradas agotadas y la expectación de las grandes citas musicales. Con extrema puntualidad, la canción Los Poetas dio paso a dos horas en las que J, Florent, Banin, Eric y Julián ofrecieron un directo con un sonido soberbio y una compenetración rítmica y melódica sobresaliente. No es casualidad que esta formación sea ya permanente, en una banda cuya primera década estuvo repleta de cambios internos. Una veteranía que une lo mejor de la experiencia sobre las tablas junto a la valentía de seguir arriesgando. Hubo renovados arreglos para antiguas composiciones y confeccionaron un repertorio que salió airoso a pesar de dejar fuera alguna de sus canciones más representativas. Lo que no solo evidencia la grandeza de un cancionero amplio y de inabarcable calidad sino que también demuestra su confianza en los nuevos temas.

La emoción que se transmitió durante la interpretación de Espíritu Olímpico, Ijtihad o Zona Autónoma Permanente es tan cálida que parece que llevan años de recorrido. Merece mención especial la vital Amanecer, absoluta gema que en tan solo tres minutos muestra ternura, superación y luminosidad, convirtiéndose en la hermana menor de La Copa De Europa.  La primera cima de la noche llegó con Islamabad, inspirada por Ready Pa Morir de Yung Beef. Un reflejo de que Los Planetas mantienen el pulso al presente. Se multiplicaron sus efectos, tanto lisérgicos como reflexivos. Una de las canciones del año, también en directo.

Tras ese momento, J se despojó por unos minutos de su guitarra para afrontar Santos Que Yo Te Pinte y tejer a partir de ahí una maraña ordenada que unió por multitud de puntos referenciales cada uno de sus discos. Como es norma, Segundo Premio fue apabullante por la pegada contundente de Eric y unos versos que siguen golpeando como la primera vez. Un Buen Día continúa siendo la perfecta canción pop y sonó redonda. Florent estuvo en todo momento imaginativo y singular a las seis cuerdas. El viaje más lejano, a “Super 8” (1994) y “Pop” (1996), fue la recuperación de David Y Claudia, la melancólica Jose Y Yo y Rey Sombra, formando una triada que culminó con el juego de recuerdos. El cierre del set principal fue con la romántica Alegrías Del Incendio.

En los generosos bises brillaron el zarpazo de Pesadilla En El Parque De Atracciones y la seminal De Viaje con la que cerraron un círculo que engloba un pasado memorable y un presente sonoro inapelable. Victoria musical.


Lugar: Kafe Antzokia (Bilbao)
Fecha del Evento: 16 de Noviembre de 2017
Texto: Ruben Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *