Robyn Hitchcock nos dio un repaso a lo más granado de su trayectoria

Respetado por sus compañeros de profesión pero que el gran público ha dado la espalda. Bueno el gran es un decir, mejor decir el público en general. De todas formas a pesar de ser lunes el Antzokia en la parte de arriba tiene una buena entrada. Con una larga trayectoria a sus espaldas sigue sacando discos asiduamente y el último de este año es según la crítica uno de sus mejores. “Robyn Hitchcock” lo ha titulado. Igual es su forma para conmemorar que sigue en activo cumpliendo alguna fecha redonda (los 40 por ejemplo). esa que a tantos grupos últimamente gusta celebrar aunque tengan dos discos y medio. Nos encontramos toda una lección de cómo aplicar la psicodelia al servicio de la canción con mucha clase y sin freírte el cerebro como hacen otros.

Le acompaña Luther Russell, que a su vez nos ameniza con unas cuantas canciones de su repertorio antes de dar paso a Robyn Hitchcock. Le hemos tenido no hace mucho por Bilbao también en acústico por lo que parece que su relación con la disquera bilbaína hanky panky records es muy saludable y nos lo vuelve a traer a nuestros escenarios. Le han editado el doble recopilatorio “Selective Memories: An Anthology” el cual presenta y que es un repaso a toda su trayectoria tanto en bandas como en solitario. Arranca con un tema que me trae a la mente a los Replacements. Y es que Luther Russell se mueve por el rock americano, el folk, el power-pop sin despeinarse. Se le ve a gusto y contento de cómo dice “un lunes en Bilbao” y que haya respondido la gente. Temas como “Thursday Girl”, “Arthur Lee”, “Tell Me If My Love’s Too Late” nos mantienen atentos y nos reconfortan. Acaba metiendo meneo con “Motorbike” que se agradece de verdad.

Robyn Hitchcock nos da un repaso a lo más granado de su trayectoria y lo que más te llama la atención es lo que bien que funcionan los nuevos temas. Incluso diría que fueron pocos los que cayeron y eso pocas veces pasa con el último disco de un artista con tantos años de trayectoria. Y otra cosa que creía que hacían muchos cantantes era tomarse una copa de coñac para poner la voz en condiciones antes del concierto pero Robyn se las toma durante el concierto y se queda tan ancho. Empieza sólo y nos pone a tono con el “Tonight” de los Soft Boys. Enlaza dos joyas de la corona como son “My Wife and My Dead Wife” y “Heaven”. Y para rematar el inicio cae “I Pray When I’m Drunk”.

Pero es lo que pasa con los acústicos que los temas son muy buenos pero se me hace un poco lineal. Y con “The Lizard” me da un poco de bajón. Pero tranquilos, que Robyn remonta a base de bien. “Beautiful Girl” es mano de santo y que mejor que la compañía para que las canciones crezcan todavía más. En “Glass Hotel” le acompaña a la voz una invitada y vaya si se nota. Y a partir de “Queen Elvis” tenemos a Luther Russell a la otra guitarra para que la cosa gane en matices. Así que la interpretación de “Sayonara Judge“ con los tres en el escenario es una gozada. Luego se quedan solos Luther y Robyn y caen pesos pesados que la parroquia recibe por todo lo alto. “So You Think You’re in Love“, “Madonna of the Wasps”, su nuevo tema “I Want To Tell You About What I Want” que te saca un sonrisa de oreja a oreja de lo a gusto que te deja y el momento cumbre del concierto con un “N.Y. Doll” que es pura magia. Como suenan las dos guitarras conjuntadas. Acaba con “Mad Shelleys Letterbox” que es la guinda al pastel con lo bien que les queda. La gente está encantada y los músicos también se le ve por la labor así que vuelven a salir y ya sabemos que con Robyn no puede faltar un recuerdo a los Beatles. “Across The Universe” es la elegida. Acaban con un tema en clave blues para redondear la faena y es que Robyn se mueve como pez en el agua en todo lo que toca.

Luther pide los aplausos para Robyn Hitchcock y le llama “The Boss” y la verdad que no sé si será el jefe, el rey o que pero un poco más de reconocimiento ya se merece.


Lugar: Kafe Antzokia (Bilbao)
Fecha del Evento: 30 de Octubre de 2017
Texto: Antonio López
Fotografías: David Mars

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *