Crónica del concierto de Sam Outlaw en Las Armas

El pasado fin de semana tocaba pasarlo en Zaragoza y, aprovechando que Sam Outlaw pasaba por allí, no pude por menos que acercarme a ver a uno de mis artistas preferidos del pasado año. Su disco debut, ‘Angeleno’ copó mi reproductor durante mucho tiempo y su última rodaja, ‘Tenderheart’, mantiene el listón alto. Además sería en un formato muy atractivo; un septeto con, nada más y nada menos, que tres guitarras (dos eléctricas) y una pedal steel. Y a fe que lo disfrutamos.

El concierto fue en Las Armas, un complejo con una sala estupenda en su sonoridad y comodidad y que presentó una entrada bastante potable. Así, a ojo, calculo que unas 150 personas nos acercamos a presenciar el show, enmarcado en una gira europea y pantagruélica, que le llevará a dar 21 bolos en 23 días (según el cartel que ha circulado por las redes). Principió Michaela Anne, countryfolk íntimo, de voz prístina que meció al personal y cumplió con dignidad.

Tras ella, Sam Outlaw saltó al escenario, escoltado por sus seis compañeros y, en cuanto soltaron los primeros acordes, se vio que aquello iba a transcurrir por senderos eléctricos y con una pedal steel que copó protagonismo en los momentos álgidos. Sam, con stetson encasquetado, principió con garra y fornido a lomos de su último disco. Fue un bolo de sonidos americanos, y arreglos eléctricos que fortalecieron muchos de sus temas. El honky tonk, claro, campeó a sus anchas, pero, en muchos momentos, cedió el ritmo al pop, al rock y, en ocasiones, al sosiego acústico. Los temas de su último disco se imbrican perfectamente en el show pero son los temas de Angeleno los que levantan los mayores aplausos. Así, “Ghost Town” sonó aguerrida, nos emocionó otra vez con “Who Do You Think You Are” y nos glosó su amor por Jesús y por los bares también en “Jesus Take The Wheel (And Drive Me to a Bar)”. Hubo bis claro y la peña ya se vino arriba con temas que rodaron volcánicos con las guitarras eléctricas echando humo (“Trouble” si no me equivoco).

Y vuelta al hotel más feliz que una perdiz, con los discos firmados y con una foto de su bolo de 2016 en Bilbao también firmada. Vuelve cuando quieras Sam.


Lugar: Las Armas (Zaragoza)
Fecha del evento: 20 de octubre del 2017
Texto y fotografías: Lorenzo Pascual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *