ZINEMALDI 2017: DÍA 6

MOTHER! (Darren Aronofsky), Estados Unidos

Aronofsky no es un director para los amantes de lo sencillo. Ya demostró con sus anteriores trabajos “Requiem por un sueño” o “Cisne negro”, que sus propuestas generan debate. «Mother!» no es una excepción y puedo afirmar que ha sido una de las cintas más comentadas de esta edición.

Sin entrar en spoilers diré que al margen de entender o no todas las metáforas que van dando forma a la historia, resulta complicado apartar la vista de la pantalla durante los 122 minutos de angustia que aguardan al espectador. La pareja que forman Jennifer Lawrence y Javier Bardem, se ve perturbada por una serie de personajes que van desfilando por su hogar y van dando las pinceladas necesarias para que se entienda la base del argumento que conduce todo el metraje. Las sensaciones de extrañeza del inicio se transforman en incomodidad y acaban eclosionando en un amasijo de paranoia y exceso que a algunos encantará y otros condenarán.

Película muy recomendable si eres aficionado a lo diferente e imprescindible si te mueves en círculos gafapaster.

LIFE AND NOTHING MORE (Antonio Méndez Esparza), España-Estados Unidos

Hay veces que no existe mejor argumento que la vida misma, sin florituras o grandes interpretaciones. Los actores encargados de llevar la carga dramática de esta película, no son profesionales. Ni falta que hace. Al margen de que no me pareciera una gran historia, me quedo con la sencillez y naturalidad de las interpretaciones de esa madre coraje y su hijo adolescente Andrew, el cual atraviesa un momento de decisiones delicadas que marcarán el rumbo de su vida.

El retrato de una familia fragmentada, la reivindicación de una madre soltera que también reclama su parcela como mujer y la repercusión de la carencia de una figura paterna, son el eje sobre el cual gira el argumento de esta cinta que atrapa por su cruda sencillez.

Sin caer en sentimentalismos absurdos, Méndez consigue transmitir ese halo de hastío adolescente y la frustración de una madre que no cuenta con las herramientas ni el tiempo necesario para poder recomponer una familia emocionalmente descompensada.

LA LLAMADA (Javier Calvo, Javier Ambrossi), España

¿Una película española para terminar el día? Me entraron mis dudas sobre si invertir el tiempo en verla o descansar, pero la curiosidad acabó ganándole a la pereza y sin muchas expectativas, me volví a sentar en la butaca.

Fue una grata sorpresa encontrarme con una comedia musical con mucha garra, basada en una obra de teatro que por lo visto sigue llenando las sesiones en el teatro Lara de Madrid.

El reparto está a la altura de las circunstancias, comenzando por la brillante Belén Cuesta con esa gracia natural que desprende, Macarena García y Anna Castillo en el papel de adolescentes desatadas y la veterana Gracia Olayo intentando poner el broche cool al asunto.

En cuanto te das cuenta de que no es una película para analizar en absoluto, te relajas y resulta ser una mamarrachada bastante divertida. Las aportaciones de los personajes secundarios, son también dignas de mención: Richard Collins Moore, realiza una interpretación absolutamente divina e incluso Esty Quesada (soy una pringada) pasa fugazmente para aportar su toque “trash”.

A la salida del cine exceptuando a unos pocos autómatas del séptimo arte, la mayoría salimos contentos. Recomendable si quieres pasar un rato divertido sin más pretensiones.


Texto: Inés Arqued

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *