PRIMERA JORNADA DEL TSUNAMI XIXÓN

El festival asturiano Tsunami Xixón ha finalizado con un éxito rotundo. Además de haber anunciado un sold-out días antes de su comienzo, concentró a pocos miles de asistentes en su primera edición. Situado en mayor parte en una localización privilegiada como es la Universidad Laboral de Gijón, también hubo conciertos gratuitos programados en diferentes lugares de la ciudad como la Plaza Mayor y el skatepark de Cimadevilla (donde pudimos ver a The Blackjaw y a Misiva), haciendo así partícipes a todos los habitantes de la ciudad costera, acercándoles al espíritu punk-rockero del festival.

La Universidad Laboral es la obra arquitectónica asturiana más importante realizada en el siglo XX. Con sus 270.000 m², es el edificio más grande de España y está declarada “Bien de interés cultural” con la categoría de Monumento desde 2016. La Laboral abrió sus puertas con rigurosa puntualidad, cualidad que se manifestaría en absolutamente todos los conciertos programados durante los dos días. Ésta estaba dotada con todos los servicios necesarios para hacer del recinto un lugar práctico y cómodo, donde los baños estaban limpios, habiendo gran variedad de foodtrucks con todo tipo de comida. Pero a pesar de gozar de todo tipo de comodidades, las colas fueron sin duda uno de los grandes problemas del festival, aunque estoy segura que la organización ha tomado nota de ello y hará lo posible por solucionarlo de cara a la próxima edición.

Los asturianos Last Titans fueron los encargados de abrir el festival, que durante la primera jornada se celebró integramente en el escenario principal. De su primer disco (‘Rise of the Last Titans’, 2017), compuesto por seis dinámicos cortes, interpretaron algunos como ‘Apologies’, ‘Nothing we can do’ o ‘Revolution’. También dedicaron tiempo a hacer un mashup de varios temas de Green Day que funcionó muy bien (‘Burnout’, ‘Maria’, ‘She’, ‘Welcome to Paradise’, ‘Nice Guys Finish Last’) y ‘The Rock Show’ de Blink 182, de los que es evidente tienen claras influencias. Media hora a un ritmo trepidante para dar paso a Acid Mess, trío (reconvertido en cuarteto para la ocasión) también asturiano quasi instrumental que hace rock progresivo con tintes de intensa psicodelia y que está cosechando éxitos y buenas críticas allá por donde pasa.

Llegó el turno de Sexy Zebras, lo mejor de la jornada en mi opinión. El trío fue un auténtico torbellino en los tres cuartos de hora que duró su actuación, derrochando descaro y energía por partes iguales. El sonido no fue lo nítido que debiera haber sido y hubo algunos problemas con la microfonía, pero aun así dieron un concierto de escándalo. Venían a presentar su nuevo disco ‘La Polla’, cuarto en el haber de los madrileños, y del que tocaron la mitad de sus temas. Comenzaron con ‘Búfalo Blanco’ del LP ‘Hola, Somos los Putos Sexy Zebras’, siguiendo con otros como ‘La Máquina’, ‘El Semental’, ‘Crazy’ o ‘Machote’. En su primera vez en Gijón dejaron claro que su fuerte es su contundente y divertido directo, recordando en ciertos momentos a la banda mexicana Molotov con ‘Machote’ o ‘Hijo de Puta’, que bien dedicaron a los que nos gobiernan. Dieron por finiquitado su show con ‘El Fugitivo’, bajando al pogo que se había creado en el público. Actitud es la palabra que les define, increíbles, pura adrenalina. (SETLIST)

Otros madrileños subían al escenario acompañados por una orquesta de ocho músicos armados de vientos y cuerda, todos ellos bajo la dirección de Alberto Román Silgado. Toundra era otra de las propuestas instrumentales del festival y una de las más esperadas. Sus diez años de trayectoria les avalan, y se han convertido en todo un referente del post-rock intrumental nacional. Tras una intro de la orquesta aparecieron sobre el escenario para interpretar diez temas de sus cuatro álbumes de estudio durante la hora y media que duró el concierto, siendo el más largo de todo el festival. Empezando con ‘Strelka’, pasando por sus conocidas ‘Ara Caeli’, ‘Magreb’ o ‘Zanzíbar’ y finalizando con ‘Black Sky’ dieron al público un interesante recital que les dejó más que satisfecho.

Y con Desakato dimos por concluída la primera jornada del festival, otra banda asturiana para cerrar el día tal y como lo empezamos. Comenzaron con ‘Animales Hambrientos’ de su último trabajo y emprendieron un viaje a través de sus cinco álbumes, pasando por ‘La ira de los hambrientos’, ‘Tiempo de cobardes’, ‘Cada vez’ o ‘Columnas de humo’. Reivindicando el bable y volcados plenamente en dar una buena actuación, interactuaron con un público que respondía a la banda con una entrega absoluta, “muros de la muerte” incluídos.

Llegó la hora de ir a descansar, ya que el sábado se intuía un día muy largo y agotador y había que ir a recuperar fuerzas.


Lugar: Gijón (Asturias)
Fecha del Evento: 28 y 29 de Julio de 2017
Texto: Zaioa López
Fotógrafo: Gaizka Narváez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *