Deep Purple y su Infinite The Long Goodbye Tour aterrizo en Barakaldo

Visita de Deep Purple a Barakaldo en su gira “inFinite The Long Goodbye Tour” que es la presentación de su último disco “inFinite” y parece ser su despedida de los escenarios. Todavía con una formación de postín con Ian Gillan voz, Ian Paice batería, Roger Glover bajo, Steve Morse guitarra y Don Airey teclado. Un disco nuevo de los Deep Purple a estas alturas no va a cambiar el mundo pero refleja que todavía tienen interés en hacer nueva música y no sólo vivir de las rentas. Cosa que podían hacer sin problemas por la cantidad de canciones emblemáticas que atesoran. Pero al final es lo que la gente quiere oír cuando va a un concierto de estos grupos que tuvieron una época donde su música reinaba en el mundo del rock.

El concierto es en el BEC de Barakaldo con una entrada más que aceptable. Cuando entramos ya están tocando el grupo americano Alter Bridge que hacen hard rock con mucha clase. Sólo nos da tiempo a ver un par de canciones pero la gente responde de maravilla a su propuesta y se ve que hay mucho seguidor de la banda. Media hora justa para calentar el ambiente que seguro que a alguno le deja con ganas de más.

El escenario presenta una enorme pantalla donde proyectan imágenes según la temática de la canción que interpretan y a los músicos durante el concierto con efectos que lo hacen muy visual. La primera imagen nos recuerda al disco “Deep Purple In Rock” pero en vez de la caras en una montaña esta vez las han puesto en un gran bloque de hielo que queda muy chulo.

El concierto no depara muchas sorpresas. Caen algunas de sus últimos discos y el resto clásico tras clásico. No están todas las que son pero si son todas la que están que dice el refrán. Siempre te vas a quedar con la ganas de más de un título. Lo único que echo en falta es que cuando caen los temas emblemáticos las tocan muy pulcras y no tienen la garra de antaño. No vas a pedir a Gillan que llegue a eso tonos imposibles de su juventud, ya va justito de voz, pero el resto podía meter más chicha. De todas formas la formación cumple y convence. Igual el concierto demasiado centrado en el teclado que el bueno de Don Airey domina de maravilla y verle en las pantallas mover los dedos a una velocidad endiablada te deja pasmado. Incluso se marca un solo que dura un buen rato y eso que en algún tema ya había metido lo suyo. Pero siempre es un placer escuchar “Fireball”, “Bloodsucker”, la siempre celebrada “Strange Kind of Woman”, el buen hacer de la banda en una currada “Lazy”, subiendo las pulsaciones con “Space Truckin’” para rematar al personal con el riff más universal de rock en “Smoke on the Water” que la gente corea y celebra por todo lo alto. La gente está por la labor y si encima Don Airey se nos coloca la bufanda del Athletic pues ni te digo y si en un momento de su solo nos toca el himno del Athletic pues ya ni te cuento.

Para el bis alegrón con “Hush” con una introducción con el tema “Peter Gunn” en la que la banda se lo pasa bomba. Terminan pisando fuerte con “Black Night” y Steve Morse mostrando su buen hacer que ya le tocaba.

Salgo con la sensación de haber pasado el rato sin más. Igual las expectativas que tenía eran demasiado altas.


Lugar: BEC (Barakaldo)
Fecha del Evento: 30 de Junio de 2017
Texto: Antonio

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *