Dan Baird & Homemade Sin. Leccion de Rock ‘n’ Roll.

Nueva visita del bueno de Dan Baird a Bilbao. Con sus Homemade Sin presenta su nuevo disco “Rollercoaster“. Entre sus filas sigue a las seis cuerdas el maestro Warner Hodges. El disco es de sobresaliente desde la música hasta la portada. Dan Baird domina el rock americano como nadie así que no falta de nada. Rock patea culos para que no pares de moverte ni un segundo.

El concierto es en el Antzoki que presenta una entrada discreta. Es difícil de entender pero otros que no le llegan a la altura de los zapatos a este señor rompen la taquilla. En fin.

Le acompañan los Tuppers que nos hacen pasar un buen rato. Una banda que sabe el terreno que pisa y se pasea sin problemas tanto por el folk de la campiña inglesa, el rock más vacilón que levanta a un muerto ó el blues brutote en clave Beast of Bourbon que les queda de miedo. Nos ponen las pilas a base de bien con “14 Days”, ó “Susie in the nighttime” con la teclas desbocadas. Lo bordan en el tema que titulan “Clavicornio” para volver a darnos otro arreón con un tema nuevo que titulan “Don’t Tell Me Goodbye”. Con la que aprovechan para anunciar disco nuevo. También se dan una vuelta por su lado más blues con invitado a la armónica en “Hard-On” y “Walkin’ The Road”. Una banda completita y ya con ganas de escuchar su nuevo lanzamiento.

Dan Baird y compañía salen a matar y de qué manera. Empiezan con un tema de su último disco. “Knocked out cold“ es dinamita pura. Para a la siguiente ponernos muy cachondos con el “Six Years Gone” de los Georgia Satellites. Y subir todavía más las pulsaciones con ese temazo marca de la casa que es “Shake it til it’s sore”. En todo momento Warner Hodges nos pulveriza con sus punteos que no dejan títere con cabeza. Demoledor como siempre. Pero nada comparado a lo que hace en “Crooked Smile“. Momento estelar de la noche sin lugar a dudas. Tanto él como la bestialidad a la batería de Mauro Gallegan. Una constante a lo largo de todo el concierto. Vaya musicazos. Y sin tiempo para coger aire cae “Keep Your Hands to Yourself” que la gente corea por todo lo alto. Un empiece para dejar las cosas claras. El sonido es brutal, tanto que a veces hace hasta daño. Siguen paseándose por su nuevo disco con “The other side” y temas tanto de la carrera en solitario con flamantes revisiones de “Julie + Lucky“ y “I Love You Period“ que la gente vuelve a corear como por temas de los Georgia Satellites con la emotiva “All Over But the Cryin’“, la demoledora “Dan Takes Five“ y ya con los remollinos de Warner Hodges con la guitarra y esos giros mareantes que se pega y que hace en más de un tema o la sorpresa de la noche con “Sheila“ que juntan con el “Do you Wanna Dance” en la que se lo pasan pipa Dan y Micke vacilando entre ellos y tal pero es que al lado Warner Hodges está metiendo un solo de aupa. Siguen pisando fuerte con el tema “Licka sense“ para mostrar el lado más tranquilo de la noche con la preciosa canción, cono dice Dan que es, “Do my worst“. Siguen a lo suyo con “Damn Thing to Be Done“, “Woke Up Jake“ y “Love gone wrong“. Para el final nos ponen a menear el culo de lo lindo con el “Shake, Rattle and Roll” de Bill Haley y terminar con “Railroad Steel” y sacarnos una sonrisa con ese riff del “Heartbreaker” de los Led Zeppelin.

No hay bis y Dan se despide diciendo que nos vemos en el merchan. Nada que objetar al bolo pero es que un concierto de Dan Baird sin “Younger Face” a mí se me queda cojo. A la próxima ya caerá.


Lugar: Kafe Antzokia (Bizkaia)
Fecha del Evento: 01 de Julio de 2017
Texto y fotografía: Antonio López

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *