Somos animales de costumbres, así que no podíamos faltar a nuestra cita anual con la música en el Slap! Festival zaragozano, que en esta ocasión se celebró un mes antes de su fecha habitual, y que apuesta tanto por la escena local donde hay un amplio abanico de posibilidades. Zaragoza siempre ha estado y está on fire.

Arrancó el festival con la famosa Escuela de Rock de Las Armas, dirigida a los espíritus rockeros más jóvenes del festival, continuando con un concierto acústico en formato dúo del grupo local Tachenko, que ha estrenado nuevo disco hace unos meses. Sonaron temas como ‘Hacia el huracán’, ‘Pulseras’, ‘El Tiempo en los Urales’, ‘Suerte y Relámpago’, ‘Amable’ o ‘Nuestra Especialidad’, terminando con un cover de ‘Lourdes’ de El Niño Gusano.

Nos topamos con el mismísimo William Bell, protagonista absoluto del día siguiente, que muy receptivo y simpático nos dejó hacerle unas fotos. Hasta las 19 horas no llegó el siguiente concierto, pero mientras tanto nos dedicamos a dar una vuelta por el camping para ver los puestos, o a refrescarnos en esa piscina que tanto nos salva del calor infernal que abrasa siempre en la ciudad. Parece que el mismísimo Hades se tomó la molestia de abrir las puertas del infierno para que la piscina estuviera siempre llena de gente.

The Poncho’s es una banda de swing/funk de Zaragoza formada por estudiantes de música de entre 19 y 24 años. En sus shows combinan los grandes éxitos de los años 50 y 60 (el swing, el twist, el boogie, el soul y el rock n’ roll) con un toque de humor. Elegantes e informales al mismo tiempo, tocaron clásicos como ‘It’s not unusual’ de Tom Jones, ‘Tu vuò Fa’ L’Americano’ de Renato Carosone, ‘Johnny B. Goode’ del recientemente fallecido Chuck Berry, ‘Happy Together’ de The Turtles, ‘Hound Dog’ de Elvis Presley, ‘Land of 1000 dances’ de Wilson Pickett (en la que improvisaron un karaoke casero hecho con un folio en el que escribieron el «complicado» estribillo para animar al público a cantar con ellos), ‘Let’s Twist Again’ de Chubby Checker o ‘Can’t take my eyes off of you’ de Frankie Valli. Un concierto divertido en el que, a pesar de los esfuerzos de la banda por hacer que los presentes nos levantáramos a bailar desde un primer momento, no fue hasta casi el final del concierto cuando la gente se unió a la diversión. Cosas del calor.

Poco después, en el mismo escenario Ambar, comenzó su actuación Señoras y Bedeles, también formación zaragozana de reciente creación en formato trío que no estaba programada y que pudimos disfrutar durante varias canciones, como ‘Seminaristas Sodomitas’, hasta irnos para ver a The Limboos.

El primer concierto del escenario grande, el Anfiteatro Slap!, vino de la mano de The Limboos, banda de Madrid/Ogrobe que ofreció un espectáculo muy digno de los más grandes, a pesar de la plaga de mosquitos que les rondó durante toda su actuación. Los mosquitos vieron un buen lugar para demostrar que a ellos también les gusta la fiesta y las buena música y decidieron bailar con los músicos, que hacían lo posible por sobrevivir a tal plaga. Aun así, su concierto fue de lo mejor del día, 45 minutos de puro R&B tropical y swing muy bailable en la que inevitablemente acabamos hipnotizados por el ritmo a las maracas de Sergio Alarcón, teclista, guitarrista y percusionista de la banda. Dedicaron su tema ‘Early in the Morning’ a Rolando Bruno, artista que veríamos horas más tarde. Para no perderles la pista.

El plato fuerte de la noche llegó con la banda americana Vintage Trouble, que sorprendentemente esta vez dio un concierto más llevadero, con menos «espectáculo» (sudor, saltos y gritos, clara imitación al gran James Brown que se queda en sólo eso, una mera imitación) que siempre acaba por desmerecer el sonido de la banda. Las dos veces anteriores que he visto a la banda en directo me han producido gran hartazgo debido a su recargado espectáculo. Sin embargo en esta ocasión, debido a inconvenientes técnicos, Ty Taylor no pudo aferrarse a su pie de micro tanto como quiso, por lo que su concierto fue soportable. Eso sí, no dejó sus piruetas, su carrera hasta la torre de sonido atravesando al público y sus múltiples discursos. En casi hora y media sonaron sus temas más conocidos, comenzando con ‘Total Strangers’, a la que siguieron otras como ‘Blues Hand Me Down’, ‘Doin What You Were Doin’ o ‘Strike Your Light’, dejando para el final ‘Run Like The River’ y ‘Knock Me Out’.

Rolando Bruno y su Orquesta Midi fue sin duda la gran sorpresa del festival. Con su guitarra y una figura de Alf apareció Rolando en el escenario Jäggermusic, acompañado por su midi, desde el que se reporducían las bases de sus cumbias. Nos hizo bailar con temas como ‘Falafel King, ‘Fiesta Trashera’, ‘Supermercado Chino’ o ‘Eclipse Boliviano’, terminando con un cover en tono cumbia peruana del ‘Sympathy for de Devil’ de The Rolling Stones. También interpretó un tema de su nuevo disco, ‘El Mundo Está Cumbiando’. La gente, entre alucinada e hiper motivada, bailaba muy animada mientras un viento fresquito bajó unos cuantos grados de temperatura para hacer la noche más agradable.

El final del día llegó con Tito Ramírez, que tiene una curiosa historia tras él. Alternando temas en castellano e inglés, como ‘Lonely Man’, ‘Be My Girl’, ‘145’ o ‘Last Train’, nos despedimos de una calurosa jornada y fuimos a refugiarnos bajo el aire acondicionado de nuetro bungalove, que este año estaba demasiado cerca del escenario principal y de los DJs, por lo que no pudimos dormir hasta pasadas las 8 de la mañana, mientras los más trasnochadores abandonaban el camping.


Lugar: Camping Municipal Ciudad de Zaragoza (Zaragoza)
Fecha del Evento: 16 de Junio de 2017
Texto: Zaioa López
Fotografías: Gaizka Narváez

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies