Cronica del concierto de HIM en el Escenario Santander

El pasado viernes, visite por primera vez el recinto Escenario Santander que desde hace unos meses colgó el cartel de no hay entradas para ver a HIM, que justo antes de agotar todas las entradas se anunció que era la gira de despedida, espero que sea verdad y que no hagan como muchas otras bandas que solo lo hacen para vender más.

La crónica la escribo muy decepcionado, tenía mucha ilusión de ver a una banda que en su día no pude verla en la sala Jam de Bergara, me hacía mucha ilusión poder oír canciones que he escuchado y cantando infinitas veces como “Wicked game” o “Join Me In Death”, pero la verdad que me sorprendió negativamente ver la baja forma de Ville Valo que ni se inmutaba en el escenario, solo sabía sonreír y disimular que cantaba porque su voz no tiene esa frescura y fuerza que se puede oír en sus discos. Es un grupo de estudio y nunca de directo, esa es la verdad pese a quien le pese.

En cuanto a lo musical, los catalanes Romanthica fueron los encargados de abrir la velada, un grupo idóneo debido a que su música surca diferentes estilos que van desde el metal al Gótico pasando por el rock, algo que me llamo mucho la atención fue la voz de David Gohe que hubo momentos que me recordó a Bunbury y otros a Carlos Escobedo de Sober, pedazo de voz que tiene el amigo. Fueron cuarenta minutos de buena música donde tocaron “Despierta” o “Muriel” donde se le vio muy motivados encima del escenario, mientras que la mayoría del público estaba expectante de que llegara HIM. Para terminar David pregunto al público a ver si querían mercurio y se despidieron con esa canción que la nombre.

Sobre las 23h, una vez preparado el escenario, empezó a sonar “Bye, Bye Love” de Everly Brothers y acto seguido apareció HIM (Su Majestad Infernal) donde la expectación era máxima, en las primeras filas se pudo observar el movimiento fan que atrae Ville Valo. Arrancaron con “Buried Alive by Love”, “Heartache Every Moment” y “Your Sweet Six Six Six” que puso patas arriba al escenario Santander en especial a la primeras filas ocupadas por fans enloquecidas. Prosiguió con “Resurrection”, donde buena parte del público canto el tema, aunque después de este momento el concierto se empezó a desinflar.

“The Kiss Of Dawn” y “The Sacrament” bajo totalmente la intensidad y la voz de Ville, cada vez tenía menos energía y solo sonreía y cantaba sin fuerzas. Así fueron pasando las canciones sin aportarnos nada, hasta que llego Mikko y se marcó uno de los riffs más interesantes mientras ejecutaba “Bleed Well”. A partir de este momento parecía que subía la intensidad del concierto con “It’s All Tears (Drawn In This Love)”, pero fue todo un espejismo.

Llego el turno para «Wicked Game” de Chris Isaak que fue su primer gran éxito internacional. Desde los primeros acordes la gente estaba con ganas de escuchar la canción la cual siguió la misma línea que el resto del concierto, donde Vale desapareció del escenario y el bueno de Mikko cogió el protagonismo para marcarse un solo de guitarra que fue de los mejor del concierto.

En la parte final del concierto cayeron mas éxitos como “Join Me in Death”, “Poison Girl”  Y “The Funeral of Hearts” que a pesar de que son magnificas canciones en disco en directo dejó mucho de desear. Como es habitual hubo un bis donde sonaron “Pretending”, “Soul on Fire” y el clásico de Billy Idol “Rebel Yell” que puso el punto final al concierto que al final se me hizo hasta largo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *