SEGUNDA JORNADA DEL BBK MUSIC LEGENDS FESTIVAL

La segunda jornada vino marcada por una lluvia incesante que no paró hasta el concierto de Alpha Blondy, esta vez sin sillas en la pista, cosa que resultó que todo fluyera mejor y estuviéramos más esparcidos y cómodos.

Mud Candies abrieron la jornada muy temprano, cuando apenas habíamos empezado a hacer la digestión. Los bilbaínos, en formato cuarteto, se subieron al escenario para ofrecer un estupendo concierto en el que repasaron todas las composiciones de su EP homónimo de 2015, haciendo incluso una versión del ‘Jolene’ de la gran Dolly Parton o del ‘Demon Kitty Rag’ de Katzenjammer, terminando con ‘Life Goes On’ y demostrando una soberbia actitud y tremenda gratitud hacia el público durante los 45 minutos de su actuación. Esperamos con ansia su nuevo trabajo y les seguiremos la pista muy de cerca.

Uno de los conciertos más intrigantes del día era el de El Gran Wyoming & Los Insolventes. Está claro que El Gran Wyoming es una apuesta mediática segura que iba a dar mucho juego, ofreciendo una hora de versiones más que conocidas con un sentido del humor maravilloso haciendo las veces de maestro de ceremonias. Comenzaron con versiones como ‘Gimme Some Lovin’ de The Spencer Davis Group (popularizada por The Blues Brothers), que enlazaron con el ‘Back in the U.S.S.R.’ de The Beatles. También temas nacionales de Los Salvajes, Rosendo, Obús, Siniestro Total o Extremoduro como ‘Soy Así’ (con riffs del ‘Satisfaction’ de The Rolling Stones), ‘Agradecido’ (que Wyoming tocó con una cuerda rota), ‘Vamos muy bien’, ‘Bailaré sobre tu tumba’ y ‘Jesucristo García’ respectivamente. Un homenaje a Johnny Winter con ‘Good Morning, School Girl’ de John Lee «Sonny Boy» Williamson dio paso a ‘San Ber’dino’ de Frank Zappa. Llega el momento de su ‘balada’ con ‘Lump’ de The Presidents of the USA, y poco después nos deleitaron con ‘Should I Stay or Should I Go’ de The Class para dar paso a su versión particular a modo de canción protesta del ‘Resistiré’ del Dúo Dinámico. Iban a finalizar su actuación con ‘Video Killed the Radio Star’ de The Buggles, pero el público no les dejó marchar sin que tocaran un último tema, ‘Maneras de Vivir’ de Leño, siendo esta la primera vez en todo el festival en que una banda hizo un bis.  La frase de Wyoming «¡Aquí me tenéis, con 62 años y unas erecciones de escándalo!» quedará para siempre en nuestras memorias. Divertidísimo concierto que repetiremos con gusto en quince días en el Azkena Rock Festival.

Sorprendentemente pudimos disfrutar The Steepwater Band a pesar de la incesante lluvia, que caía por entonces con fuerza, y de la ausencia de sonido del micrófono de Jeff Massey, cantante y guitarrista de la banda, durante los tres primeros temas. Tenía muchísimas ganas de poder ver en directo a esta banda de rock sureño de Chicago que por extraño que parezca nunca había conseguido ver. Llevan dando caña desde hace casi 20 años y tienen nada menos que 14 álbumes editados, incluyendo directos, publicado el último de ellos el pasado año. El grupo, ahora reconvertido a cuarteto, tocó en poco más de una hora una selección de 10 temas. Parece poco, pero nos supo a mucho. De lo mejor del festival sin duda, tan sólidos como intensos. Abrieron con ‘Silver Lining’ siguiendo con ‘Walk in the Light’, ‘Shake Your Faith’ y ‘Mama Got to Ramble’. No se olvidaron de ‘High and Humble’ ni de ‘Revelation Sunday’. Hicieron una breve intro del ‘Give up the Funk’ de Parliament para interpretar ‘Come on Down’ y cerraron con un cover del ‘Jumpin’ Jack Flash’ The Rolling Stones. Un concierto inolvidable que estoy deseando repetir. Eso sí, la próxima vez espero disfrutarlo sin chubasquero.

A partir de este concierto el volumen de los conciertos mejoró sustancialmente. Imelda May no sólo ha cambiado su look en los últimos años, sino que ha cambiado de registro y ahora ha dejado el rockabilly con el que la conocimos para acercarse a un soul/jazz más comercial. Reconozco que la Imelda de antes me ilusionaba mucho más que la actual (aún recuerdo aquella versión que se marcó la primera vez que la vi del ‘Tainted Love’ de Soft Cell que me puso los pelos de punta durante un buen rato). Pero debo reconocer que Imelda y su banda ofrecieron un magnífico concierto, apto para cualquier tipo de público y edad, y que no defraudaron. Todo lo contrario. Porque la voz de Imelda es única y maravillosa al igual que la banda que le acompaña y ahora resulta mucho más versátil que antes.

Dedicó el 75% del concierto a mostrar su reciente trabajo, ‘Life Love Flesh Blood’ (2017). Se presentó al público sentada sobre una silla, dando comienzo con tres temas muy suaves y relajados: ‘Call Me’, ‘When It’s My Time’ y ‘Human’. La primera canción ‘antigua’ en aparecer fue ‘Big Bad Handsome Man’ de su disco ‘Love Tattoo’. A ésta le siguieron otras del ‘Life Love Flesh Blood’ hasta llegar a la doce y treceava canción, ambas del ‘Mayhem’: su homónima y la célebre ‘Johnny Got a Boom Boom’. Remataron el concierto con ‘Game Changer’, ante la ovación del público. Catorce temas en una hora inolvidable para muchos.

Aunque veo más que lógico dedicar gran parte del setlist a presentar en sociedad un último disco, sí es cierto que me da cierta lástima pensar que, de aquí a unos años, habrá temas estupendos de sus primeros discos que quedarán en el olvido de los directos. Qué pena, echaré muchos en falta.

 

No era la primera vez que Alpha Blondy & The Solar System actuaban por estos lares. Recuerdo haberles visto un par de veces en fiestas de Bilbao allá por 2003 y 2006. El concierto del sábado fue, como era de esperar, divertido y bailable. Un poco de reggae para desmarcarse del rock que había inundado todo el festival. Comenzaron con ‘Jerusalem’, precedido por un fugaz riff del ‘Black Dog’ de Led Zeppelin, dando un amplio repaso a su discografía durante casi hora y media de actuación. Fue un concierto marcado por el alto contenido reivindicativo en el que sonaron temas como ‘Crime Spirituel’, ‘Politiki’ o ‘Peace in Liberia’. Se atrevieron a personalizar incluso el ‘Wish You Were Here’ de Pink Floyd, llevándolo a su terreno. Hicieron al público bailar, disfrutar y cantar con ellos mientras, mágicamente, se llevaron la lluvia con sus canciones.

La noche estaba ya despejada cuando Gov’t Mule aparecieron en escena. Espérabamos diversas referencias al reciente fallecido Gregg Allman (también las esperaba sobre Chris Cornell, pero éstas no tuvieron lugar), ya que la banda surgió como una escisión de The Allman Brothers Band. Y vaya si las hubo. ‘Soulshine’ y ‘Dreams’ sonaron como si el mismísimo Allman estuviera presente. Dejaron constancia de que siguen siendo una de las mejores jam bands que resisten en el panorama musical. Warren Haynes a la guitarra rozando con maestría su slide y su banda ofrecieron un espectáculo muy intimista y enérgico, con un sonido nítido dirigido claramente a sus fans más fieles, ya que puede que si no te gusta la banda su concierto llegue a resultar un tanto aburrido. Por eso los pocos que quedamos en el recinto éramos ese tipo de personas que la banda requería. El resto abandonó el festival poco a poco tras haberse echado unos bailes con Alpha Blondy. Me quedo con el ‘Inside Outside Woman Blues #3’.


Lugar: Centro Ola BBK (Sondika)
Fecha del Evento: 3 de Junio de 2017
Texto: Zaioa López
Fotografías: David Mars y Gaizka Narváez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *