PRIMERA JORNADA DEL BBK MUSIC LEGENDS FESTIVAL

La segunda edición del BBK Music Legends Festival finalizó este fin de semana con unos buenos datos de asistencia (más de 3.000 asistentes en su primera jornada) a pesar del mal tiempo que pasó por agua ambos días del evento.

El pistoletazo de salida vino en esta ocasión de la mano del grupo de Iruña Motxila 21, formado hace ya 11 años por 12 jóvenes con Síndrome de Down (y 9 voluntarios) cuya iniciativa es despertar la conciencia social y la sensibilización hacia las personas con discapacidad. Y vaya si lo hicieron. Los navarros consiguieron animar a los pocos intrépidos que nos hallábamos por allí a esas horas tempranas ofreciendo un concierto de aproximadamente 40 minutos. Comenzaron con su tema más conocido ‘Somos la banda Motxila 21’, sacando su vena más rockera, continuando con varios temas propios y haciendo su homenaje personal a Queen bajo un xirimiri incesante. Esta vez sin uno de sus padrinos, El Drogas (Barricada), intercalaron temas en euskera con otros en castellano (e incluso italiano). Un concierto divertido y tierno.

Llegó el momento de otro músico euskaldun que presentaba su último LP, ‘Guria Ostatuan’ (2016). Ruper Ordorika dio un concierto de unos 45 minutos, que abrió con su tema ‘Martin Larralde’ de 2008, dedicado al famoso bertsolari. Seguía lloviendo sin parar, por lo que fuimos a buscar algo de cobijo bajo una de las carpas que habían acondicionado para el público. De lejos escuchamos ‘Nor Da?’, ‘Nirekin geratu’, ‘Hamar Negu’ o ‘Ene Begiek’. Su propuesta folk-rock vasca dejó muy buen sabor de boca, esperamos que la próxima vez las condiciones climatológicas no sean tan adversas y podamos disfrutar de su música bajo el sol.

Y cuando Georgie Fame se sentó a su Hammond aún seguía lloviendo. Fame es sin duda uno de los referentes para el mismísimo Van Morrison, de ahí la grandeza de haber juntado a dos pesos pesados del R&B/Jazz compartiendo tablas en un mismo cartel. En formato trío basaron su casi hora de actuación, principalmente, en interpetar temas populares como ‘Green Onions’ de Booker T. & The MG’s, una breve intro de Hammond de ‘A Whiter Shade of Pale’ que acabó reconvirtiendo en ‘I got a woman’ de Ray Charles o una versión llevada al R&B del ‘Funny How Time Slips Away’ de Willie Nelson. Tras ‘Get on the Right Track, Baby’, de nuevo de Ray Charles, nos presenta a sus hijos, ‘Juan y Pedro’ (James y Tristan), interpretando éste último un sensual ‘Red House’ de Jimi Hendrix Experience al micrófono para dedicársela al recientemente fallecido Roger Moore. Otra versión del ‘Yeh, Yeh’ de Mongo Santamaría que popularizó junto a su banda ‘The Blue Flames’ en los 60 para dar paso por fin a un tema propio, más jazzero, de ‘Getaway’. Siguieron con ‘Don’t Send Me No Flowers in the Graveyard’ que atribuyeron a Floyd Dixon (cuando siempre había creído que el autor era Louis Jordan y que el título era otro muy similar), finalizando su concierto con ‘If You Live’ y ‘Was’ de Mose Allison, mientras una tormenta eléctrica se avistaba en el horizonte.

Las sillas colocadas, como en la edición anterior, frente al escenario dieron un húmedo pero merecido descanso a los seguidores que se aferraron a ellas a la espera de la gran apuesta de la noche. La amenaza de cautela suprema exigida por la organización, bajo las órdenes expresas de Sir Van Morrison respecto a fotografiar o grabar en vídeo su concierto se avisó, incluso, por megafonía. Por todos es sabido que el señor Morrison tiene un carácter un tanto ‘irascible’, así que nuestro mayor temor era que cancelara su actuación por la lluvia. Pero, para sorpresa de todos los allí presentes, poco después de dar comienzo su concierto tuvimos por fin algo de tregua y pudimos descansar un rato de tan insoportable inclemencia atmosférica.

Van Morrison (armado con armónica y saxofón durante gran parte del concierto) y los suyos abrieron la atuación con ‘Too Late’ y siguieron con una de sus piezas más reconocibles, ‘Moondance’. Se hacía insoportable el ruido que muchos asistentes propiciaban, sacando fotos desatendiendo las exigencias del autor, hablando de sus cosas sin prestar demasiada atención al concierto, por lo que cambiamos de ubicación varias veces buscando un sonido más nitido, ya que al ruido se le sumó el bajo sonido de los instrumentos y no conseguíamos concentrarnos en la música.

Tanto Fame como Morrison conservan una voz envidiable, es una evidencia. Y aquello que todos esperábamos se materializó pronto cuando ambos se unieron en el escenario para interpretar una batería de temas, tales como ‘Jumpin’ With Symphony Sid’, ‘Vanlose Stairway’ y ‘Have I Told You Lately’. Tras una versión más R&B de ‘Sometimes I Cry’ y ‘Playhouse’ subió al escenario Imelda May, que participaría en el festival en la segunda jornada, para cantar una versión más solulera del ‘Bring it on Home to Me’ de Sam Cooke, demostrando sus dotes como vocalista ante la sopresa de todos por su espontánea presencia. Un medley de tres temas (‘Baby Please Don’t Go’, ‘Parchman Farm’ y ‘Don’t Start Cryin’ Now’), seguido de ‘Whenever God Shines His Light’ dieron paso al momento más íntimo con un coro que nos dejó ojipláticos en ‘Carrying a Torch’, que enlazaron con otros tres temas: ‘Days Like This’, ‘Precious Time’ y ‘Someone Like You’. ‘Wild Night’ y  su archiconocido y esperado ‘Brown Eyed Girl’, muy swing, caldearon el ambiente para tocar poco después y marcar el final de su actuación con ‘Gloria’ (de su grupo ‘Them‘). Un concierto que no desfraudó, de casi una hora y cuarenta minutos.

El mismo recinto (Centro Ola BBK), los mismos Food Trucks, los mismos empleados (que fueron insuficientes durante la primera jornada debido al inesperado volumen de trabajo) y los mismos problemas técnicos que el año anterior: un sonido que pecaba de bajo salvo en los tres últimos conciertos de la segunda jornada. A diferencia de la edición pasada, no eran tantas las ‘leyendas’ que han participado en la segunda edición del festival. Aún con todo terminamos la jornada con una buena sensación, preguntándonos qué nos depararía al día siguiente el festival bilbaíno, meterológica y musicalmente hablando.


Lugar: Centro Ola BBK (Sondika)
Fecha del Evento: 2 de Junio de 2017
Texto: Zaioa López
Fotografías: David Mars

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *