Conociendo un poco mas a The Limboos

Después de la publicación de su maravilloso segundo disco “Limbootica” el cual podéis leer la reseña en este LINK, hemos tenido la suerte le hacerles unas cuantas preguntas para conocer un poco mas lo que se cuece dentro de la banda.


Hola chic@s. Para empezar nos podéis contar un poco la historia del grupo y quienes lo formáis actualmente.
The Limboos se formó a principios de 2013 con la misma pretensión que casi todo el mundo al principio: tocar un poco y pasarlo bien. Lo que ocurrió fue que empezamos a tocar bastante y las canciones fueron surgiendo; de ahí, una pequeña demo llegó  Enric Bosser, jefe de Penniman records. En ese momento no llevábamos ni un año, pero los kilómetros en ruta no paraban de aumentar; luego sacamos ‘Space Mambo’, después del verano de 2014 y por resumir, desde entonces, hemos tocado mucho hasta llegar a este nuevo disco con Roi Fontoira a la voz y la guitarra, Daniela Kennedy a la batería (y coros en esta nueva gira), Sergio Alarcón a la guitarra, órgano, percusión y coros; Dani Niño al saxofón desde finales de 2014 y Santi Sacristán al contrabajo y los coros desde hace un año y medio.

El segundo disco suele ser la confirmación de un grupo. Estáis contentos con el resultado?
La verdad es que estamos muy satisfechos con el resultado final. Ha sido un proceso muy intenso hasta acabar conformes con cada canción que forma el álbum. Lo de si nos confirma o no, supongo que no está en nuestras manos…

El título parece indicar que vuestro sonido es marca de la casa y que para que nadie os etiquete os la ponéis vosotros. ¿Es algo así?.
Lo de los títulos es uno de los grandes quebraderos de cabeza. Nos apañamos mucho mejor cogiendo los instrumentos y dejando que la cosa fluya. Es complicado dar con un título que condense todo lo que puedes encontrar en un álbum. Al final ‘Limbootica’ nos pareció adecuado más que por autoetiquetarnos, porque creemos que hay un sonido ‘muy limbo’ a lo largo del disco. No inventamos nada, pero tampoco pretendemos parecernos a nadie.

Yo por mi parte tengo que deciros que es una gozada. Variado, muy disfrutable y manteniendo la esencia de vuestro sonido. ¿Ese es el objetivo de The Limboos?
¡Muchas gracias por los elogios! Cuando surge alguna canción el único objetivo que nos ponemos es que tenga ‘algo’. Algo que nos emocione y que nos haga creer en la canción. A partir de aquí aún hay un largo proceso que puede derivar en que una buena idea vaya a la papelera o que mute a algo completamente distinto. Si pensáramos en algún objetivo más allá de eso no saldría nada. Se trata de ser honesto. Si tú disfrutas de la música, es probable que alguien más lo haga.

Es difícil elegir un tema porque todos están a un nivel muy alto. ¿Mucho trabajo detrás de este disco?
Ha sido un trabajo mucho más minucioso y elaborado que con Space Mambo. Desde el primer disco la banda ha madurado y mejorado en muchos aspectos. Además, con la incorporación de Santi y Dani, que son dos musicazos, nos ha dado pie a trabajar mucho más los arreglos y detalles del disco. Hemos primado el ‘menos es más’ y la búsqueda del ‘arreglo ganador’, que muchas veces puede ser algo mínimo dentro de una canción.

Aunque me imagino que “Calypso Drunk” ó “No Troubles” están llamadas a animar al personal de lo lindo. ¿Me equivoco?
Son de las canciones más animadas del disco, pero te sorprenderías al ver cómo se anima la gente con Been a whole lot of time o Blue Dream, que son de las más ‘tranquis’ a priori del disco.

¿Alguna influencia que os lleve hacer vuestra música y que no deberíamos de perder?
Hay muchas y muy variopintas influencias en los Limboos. Hacemos mucha furgoneta y escuchamos mucha música en los viajes, siempre sacando ideas de una gran diversidad de artistas y estilos. No obstante, tenemos nuestros grandes referentes en gigantes como Five Royales, Little Willie John, Cal Tjader o Ruth Brown por ponerte algún ejemplo. Y por supuesto, mucha música caribeña y tropical añeja…

¿Qué tal fue la presentación del disco en Gernikako Lekuek?. ¿Tuvo buena acogida?
Para nosotros fue el primer concierto después de tres meses sin tocar, algo insólito desde que nació la banda. La verdad es que fue una noche muy divertida con un gran ambiente. Siempre es un gusto ir a rumbear por Euskadi, ¡saben cómo organizar un buen sarao!

Dentro de poco es época de festivales ¿Os llaman de cualquier estilo o sólo de los más orientados a sonidos más oldies?
Durante estos años hemos participado en todo tipo de festivales sin ningún tipo de prejuicio. Somos de la opinión de que las etiquetas y tabúes solo limitan las posibilidades. La música no debería tener ningún límite estético.

La pregunta anterior viene a cuento de si a los más jóvenes les gustan estos sonidos. ¿Veis juventud en vuestros conciertos o ya más talladitos?
Depende mucho del lugar y el tipo de evento, pero en nuestros conciertos hemos visto bailar a gente con edades comprendidas entre los 5 y los 80 años. A fin de cuentas, ¡es solo Rock and Roll! ¿Quién no baila cuando suena?

Vuestra música es muy exportable. ¿Tenéis previsto tocar fuera?
Ya hemos salido de España en alguna ocasión y la experiencia ha sido muy buena, ¡ nos encantaría ampliar fronteras!

Para los que no os hayan visto ¿Qué les tenéis que decir para que se animen a vuestros conciertos?
Simplemente, que nos escuchen por cualquier lugar de la red, y si les gusta, que no duden de que el directo será mucho mejor y más especial.

– Pues nada más. Gracias por vuestro tiempo y decir lo que queráis.
Muchas gracias por la entrevista y a todos los lectores. Podéis encontrar toda la información sobre la gira en nuestras RRSS y en nuestra web thelimboos.com Keep on Mambo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *