Crítica de Moonlight

Moonlight es un drama íntimo que retrata el desarrollo de Chiron, un joven afroamericano condicionado por circunstancias difíciles: una madre drogadicta, un barrio peligroso y el conflicto interno de su propia sexualidad.

Es una película que habla sobre la identidad. Sobre mostrarse uno mismo frente a la identidad que los demás le imponen. “Los negros parecéis todos azules a la luz de la luna. Te llamaré azul”. Idea reforzada por los 3 capítulos que dividen el film, que se corresponden con la infancia, adolescencia y madurez de Chiron, y que alternan motes impuestos por los demás con el nombre real del personaje.

Chiron no encaja en un mundo de apariencias. Como respuesta a los abusos que sufre se forja una coraza de músculos que sin embargo esconde un interior emocionalmente vacío.

El estilo visual se acerca al interior de los personajes a través de una mirada íntima. Los sentimientos en ocasiones se describen a través de escenas extrasensoriales y pinceladas de expresionismo pintadas con luz coloreada. La música clásica y melancólica refuerza las emociones que continuamente brotan de la pantalla.

Moonlight es una película imprevisible alejada de estereotipos, con personajes complejos y ricos en matices. Entre las  actuaciones del reparto, de una gran profundidad, destacan las de la madre de Chiron (Naomie Harris), soberbia en su papel de madre drogadicta y demostrando su gran versatilidad después de haber interpretado a una bella chica bond. Mahershala Ali, ganador del oscar a mejor actor de reparto por su papel de Juan, narcotraficante cubano que se erige como “padre adoptivo” del niño desorientado.  Y un grandísimo Ashton Sanders (Chiron durante su adolescencia) quien transmite gran fragilidad que produce lástima en el espectador.

Moonlight habla sobre la drogadicción, el acoso escolar y la homosexualidad, pero sobretodo habla del ser en busca de su propia identidad.

En su contra tan solo puede decirse que el tercer acto se hace algo lento.


Texto por JM Charro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *