RESUMEN DEL ZINEGOAK 2017

Son muchas las películas que hemos podido ver durante estas dos semanas de proyecciones en la 14ª edición del Zinegoak. Todo un acierto, bajo nuestro punto de vista, haber prolongado la duración del mismo. De este modo el público ha podido disfrutar, además de las películas y cortometrajes, de todas las actividades que ha organizado el festival este año. Actividades como la charla de videojuegos que tuvo lugar en el Dock seguida de otra sobre webseries, ambas con temática LGTBI, o la proyección de esa gran obra maestra que es ‘Con Faldas y a lo Loco‘ de Billy Wilder en la Sala BBK.

Entre las obras que hemos podido ver este año se encontraban algunas que formaron parte de la selección del Zinemaldia 2016 que no pudimos ver en San Sebastián. Una de ellas es la chilena ‘Rara‘, primer largometraje de Pepa San Martín y ganadora del premio a la mejor película latinoamericana que cuenta la historia de una preadolescente de 13 años que vive una situación familiar «fuera de lo común». Inspirada en hechos reales cuenta la historia de Sara, que vive en una familia siempre cuestionada y poco aceptada por algunos debido a que tiene dos madres. Pero esa familia es natural y encantadora, y hace partícipe al espectador durante toda la trama. Una historia inteligente, pedagógica y emocionante con un nivel interpretativo soberbio.

La mexicana ‘La Región Salvaje‘ también participó en la 64ª edición del Zinemaldia, una fábula sobre el placer y el sexo dirigida por Amat Escalante que me resultó ciertamente floja, en la que un «ser» de otro planeta aterriza en México con la única intención de propocionar tal placer que hace que las personas que prueben el sexo con él, sean del sexo que sean, pierdan totalmente la cabeza arriesgando incluso su vida o la de los demás con tal de tener infinitos orgasmos. Un drama social con tintes fantásticos novedoso y original que aborda temas como la frustración o represión sexual, la homofobia y el machismo, pero que al mismo tiempo carece de interés en su desarrollo y mucho menos en su desenlace. Escenas demasiado explícitas que no van a ninguna parte y que, por momentos, resultan absurdas. Nunca imaginé esta faceta sexual de un alien ni su utilidad en La Tierra; el tesoro mejor guardado (con lubricante natural) en una cabaña remota de un bosque cualquiera…

En cuanto a documentales destacamos ‘Les Vies de Thérèse‘, con la que se inauguró el Zinegoak 2017. Un durísimo documental dirigido por Sébastien Lifshitz que narra los últimos momentos de Thérèse, enferma terminal que decidió grabar sus últimos días de vida, apoyada y rodeada por sus amigos y familia. La película cuenta la historia de una mujer que decide romper con su infeliz matrimonio para vivir una vida feliz y plena, algo poco común en su época. Thérèse Clerc fue una de las más importantes activistas feministas durante la revolución sexual de los años 60 en Francia. A pesar de haber sido criada en un hogar burgués, católico y conservador, Thérèse comienza a ser influenciada por corrientes de pensamiento contra el conformismo de la época, lo que le hace militar activamente en la lucha contra los derechos civiles de los homosexuales. Con esa misma premisa ya trabajó anteriormente con el director de este mismo documental en ‘Les Invisibles‘, el cual impulsó al director a grabar ‘Les Vies de Thérèse‘. Esta desgarradora película dejó compungidos a todos los asistentes, robando alguna lagrimilla que otra. Y no es de extrañar. Su impecable realización y su arrebatadora franqueza hacen de ‘Les Vies de Thérèse‘ una obra imprescindible en la que la empatía por esta mujer de extraordinario pasado que ve cómo llega al fin de sus días es su punto más fuerte. Lástima que se hiciera tan corta, aunque si con 55 minutos nos dejó sin aliento no quiero pensar qué pasaría si su duración fuera de 90 minutos…

También nos resultó tan grato como duro ‘Transit Havana‘, un documental sobre la transexualidad en Cuba y la discriminación a la que son sometidos los transexuales en este país, así como a las eternas listas de espera en el hospital en el que algunos tienen la suerte de ser operados para realizarse el cambio de sexo. Los testimonios de Odette, Juani y Malú no dejan indiferente a nadie, mezclando el dramatismo de sus situaciones particulares con ciertos momentos de lo más cómico. Tuvimos la suerte de intercambiar unas palabras con su simpático director, el holandés Daniel Abma, que asistió a la proyección para su posterior charla.

Las películas que más nos han impresionado han sido ‘Oriented‘ y ‘(M)uchenik‘, ambas merecidísimas ganadoras de un premio en esta edición del Zinegoak.

Oriented‘ es un documental que trata sobre las reflexiones de un grupo de amigos palestinos gays en Israel durante el conflicto entre la franja de Gaza e Israel en 2014. Las interpretaciones son tan impresionantes que hay momentos en los que hacen dudar si realmente nos encontramos ante un documental o ante una película de ficción. Muy recomendable.

(M)uchenik‘ fue un tanto polémica para el público que asistió a verla a Bilborock. Muchos dudaban si esta película debía formar parte de la selección del festival por su bajo contenido LGTBI, pero lo cierto es que aunque no trate el tema de la homosexualidad de un modo directo o como tema principal, sí lo hace en cuanto al fanatismo de su personaje principal, un estudiante adolescente ruso obsesionado con la Biblia, con su consecuente odio hacia los homosexuales entre muchas otras cosas. Cinematográficamente hablando no tiene desperdicio: rodada a base de larguísimos planos secuencia muy bien dirigidos, un guión muy redondo, una iluminación muy cuidada y una interpretación magistral, muestra la cara más oscura del fanatismo religioso a una edad muy temprana. Una de nuestras grandes apuestas que ha tenido una merecida recompensa.

Por otro lado la película menos satisfactoria, contra todo pronóstico, fue la canadiense ‘Ceux qui font les révolutions à moitié n’ont fait que se creuser un tombeau‘, en la que teníamos muy altas espectativas. Nada más lejos de la realidad. Con un título tan largo como la duración de la película (nada menos que 3 horas en las que poco pasa), da comienzo con un eterno fundido a negro en el que durante 3 minutos no pasa absolutamente nada más que la música que le acompaña, creando la duda ante el público de si realmente había algo que no funcionaba en la proyección. Claro síntoma de que lo que ibamos a presenciar era el más denso cine experimental del festival. Algunos aprovecharon el interludio para abandonar la sala, despavoridos.

Cuatro jóvenes pretenden crear una revolución a base de no hacer nada más que permanecer sentados en su sofá, desnudos, a excepción de un par de veces que salen de su caverna para hacer esas maldades que luego tanto critican a los capitalistas y consumistas que tanto odian. Pretenden con sus actos despertar a una sociedad dormida que no sabe que lo está. Lecciones de alguien que mucho proclama pero no hace ni el huevo. Yo, como revolucionaria de pies a cabeza, no entendí nada. Ni la intención, ni a sus personajes (por desarrollar), ni la historia vacía de contenido y hechos. Eso sí, por si la cosa no quedaba ya demasiado descafeinada, adornaban la película frases inconexas y sin sentido alguno que bien podría haberse inventado un niño de 5 años bajo los efectos de drogas alucinógenas. Cine experimental gafapastil, nada más. Podría haber sido un cortometraje o, simplemente, este trailer, mucho más dinámico e interesante.

Pero a pesar de nuestra decepción con la película canadiente podemos afirmar que esta edición ha sido, como siempre, todo un éxito para este festival, uno de nuestros preferidos a nivel nacional. Sin duda la calidad de mantiene en la programación seleccionada y, a pesar de no haber podido disfrutar como otros años de todas las películas programadas por motivos laborales, hemos disfrutado mucho de todo en lo que hemos podido participar.

¡Desde DeRuting estamos contando los días para la 15ª edición del Zinegoak!


Texto: Zaioa López

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *